Docentes iniciaron huelga de hambre En reclamo de mejoras salariales.

Docentes iniciaron huelga de hambre En reclamo de mejoras salariales.
En reclamo de mejoras salariales y con el acompañamiento del Frente de Gremios Estatales, miembros de la comisión directiva del Centro de Enseñanza Media y Superior (Cedems) profundizaron las medidas de fuerza, iniciando una huelga de hambre.
La protesta tiene lugar en la plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno, y continuará hasta que las autoridades formulen una propuesta salarial que se acerque a las pretensiones del sector educativo.

Por otra parte, el Sindicato de Empleados Legislativos de la Provincia (APL) resolvió dar continuidad hasta el martes a las medidas de fuerza consistentes en paro sin asistencia a los lugares de trabajo.

Los legislativos prevén para el miércoles a las 8,30 una asamblea en la que decidirán los pasos a seguir en el marco de su plan de lucha. El sector reclama al gobierno la negociación de una pauta salarial.

En otro orden, la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) decidió instrumentar un paro de actividades con guardias mínimas, medida que permanecerá vigente hasta que cobre los sueldos de febrero la totalidad de los agentes de la administración pública provincial.

INGRESO PROHIBIDO A

LA CASA DE GOBIERNO

En las últimas horas, sólo personal y funcionarios tuvieron acceso a la Casa de Gobierno, que se encuentra totalmente vallada en su perímetro, a raíz de las medidas de fuerza que llevan adelante dirigentes gremiales en inmediaciones de la plaza Belgrano.

La medida de carácter preventivo fue dispuesta, según efectivos de seguridad apostados en la parte posterior del palacio gubernamental, por el ministro de Gobierno y Justicia, Julio Costas, y alcanza a todo aquel que pretenda acceder a su interior, cualquiera sea su propósito. Gracias a la voluntad de algunos empleados, apenas unos cuantos pudieron cubrir sus necesidades.

Esta situación afectó, entre otros, a trabajadores de prensa que ayer no sólo no pudieron cumplir con sus labores diarias, sino que también debieron experimentar el trato poco gentil del personal policial.

La misma suerte corrió una delegación de turistas que intentaron acceder al Salón de la Bandera, sin lograr su cometido, retirándose del lugar con la frustración propia de quienes recorren grandes distancias para conocer la tantas veces promocionada riqueza histórica y cultural de Jujuy, encontrando sólo la negativa rotunda de la fuerza policial.

Comentá la nota