Docentes, estatales, médicos y judiciales paralizaron la provincia

Concluyó la medida de fuerza de dos días de buena parte de los gremios estatales bonaerenses, a los que ayer se sumaron los empleados judiciales. El gobierno insiste en que no pagará los días de huelga.
La totalidad de los gremios docentes de la Provincia, empleados estatales de ATE y médicos de hospitales públicos cumplieron ayer el segundo día del cese de tareas por 48 horas en reclamo de mejoras salariales, jornada en la que se sumaron los trabajadores judiciales.

Fuentes gremiales aseguraron que el nivel de acatamiento a la medida fue "masivo, con porcentajes similares a los registrados" el martes, en tanto que el ministro de Trabajo Oscar Cuartango fue la voz oficial del gobierno provincial que evaluó alcances y consecuencias de la medida de fuerza. Aseguró que la huelga "fue menor a las anteriores" y reiteró que serán descontados los días de paro.

Pero además Cuartango ratificó que "es terminante la postura del Gobierno de no dar aumento" de salarios este año, fuera de los que ya se concedieron a docentes y al resto d elos empleados del Estado bonaerense.

"A la totalidad de los empleados que se sumen al paro se les descontarán los días no trabajados", apuntó el ministro, quien recordó que "la Corte estableció que el derecho a huelga no llega aparejado el derecho a percibir salario".

La voz discordante en el espectro gremial la dio el secretario general de UPCN y titular de la CGT Regional Víctor Quintana, quien es además diputado provincial por el Frente para la Victoria: criticó las medidas de fuerza disparando por elevación a la CTA (en la que se referencian la mayoría de los sindicatos que pararon) y los desafió: "Nosotros, en vez de ir a un paro, hemos apostado a negociar algún aumento para el 2010", dijo el dirigente kirchnerista.

Lo cierto es que millones de alumnos y de habitantes de la Provincia no tuvieron clases ni fueron atendidos en la administración pública durante dos días, ni ayer tampoco tuvieron servicios de Justicia.

El Frente Gremial Docente integrado por el ceterista Suteba, la FEB, UDA provincial, los técnicos de AMET y los privados de Sadop, finalizó el paro de 48 horas ratificando su reclamo de una recomposición salarial para este año antes de sentarse a discutir los haberes de 2010, y amenazando con no empezar el próximo ciclo lectivo.

El secretario general de Suteba Roberto Baradel afirmó que la huelga "se cumplió en todos los niveles y modalidades, tanto pública y privada" y destacó la adhesión de "trabajadores estatales, judiciales y médicos". Su colega de UDA Alfredo Conde subrayó que "la realidad mostró que más de 200 mil docentes dijeron al gobierno provincial que con amenazas y descuentos no van a doblegar un reclamo justo".

Por su parte el director general de Educación provincial Mario Oporto advirtió que "estos paros de fin de año generan un deterioro muy grande en la escuela pública" y ofreció a los gremios retomar el diálogo, a pesar del malestar que expresó por la medida.

También pararon ayer los sindicatos porteños de maestros y profesores y volverán a hacerlo hoy, con reclamos similares a los que exhibieron los gremios bonaerenses.

Una vicedirectora dio clases

por reclamo de los padres

LA PLATA (Corresponsal) - Autoridades de un establecimiento educativo de La Plata dieron clases durante el paro de 48 horas de docentes y auxiliares de esta semana. Se trata de María Estela Centurión, vicedirectora de la Escuela Nº 5, quien junto a una secretaria recibió a los alumnos que concurrieron por la tarde del martes y les brindó los contenidos, ?como marca el reglamento?.

Según explicó la vicedirectora, fueron alrededor de 10 los estudiantes que se acercaron a la escuela, en lo que se trató de una jornada ?normal pero con pocos chicos?. Las 4 horas de clase fueron cubiertas por ella y la secretaria.

La semana pasada, un grupo de padres se había movilizado frente a ese establecimiento para protestar por la cantidad de días perdidos. En esa ocasión, y en medio del paro de auxiliares del miércoles 18, lograron que la escuela permaneciera abierta y que una inspectora se hiciera presente para escuchar los reclamos.

El pasado lunes los padres se habían vuelto a movilizar para pedir a las autoridades que buscaran estrategias alternativas de contención del alumnado de cara al paro de esta semana. Las 9 huelgas docentes y 19 de auxiliares -algunas de 48 horas- y los 9 días perdidos por la epidemia de gripe A llevaron a que en las escuelas de la provincia de Buenos Aires no se cumplan los 180 días de clase previstos por ley nacional. Frente a esta situación, en La Plata se buscaron diversas alternativas para reducir la pérdida educativa. En la Escuela 17 de Villa Elisa, la madre de un alumno dio clases de apoyo escolar a estudiantes de distintos niveles en el Centro de Comercio ubicado frente a la escuela.

Comentá la nota