Docentes eligieron un corte en la 22 para instalar su reclamo

La jornada de movilización docente prevista para el inicio del paro por tiempo indeterminado en Río Negro terminó ayer con un corte de ruta intermitente a la altura de Chichinales, lo que sumó un elemento de presión en el conflicto y generó serias complicaciones a los automovilistas y particularmente a los camiones cargados con fruta, unos que iban al puerto y otros que salían de las chacras.
Fue sorpresiva la medida y todos, tanto empresas frutícolas, particulares y turistas, se sorprendieron por el corte de los maestros.

La medida de fuerza del gremio docente tuvo un elevado nivel de acatamiento, en casi todas las localidades superior al 90%, en un escenario provincial con muy escasa actividad y con algunas escuelas que igual no iban a empezar ayer por cuestiones edilicias. Desde el gobierno provincial nada se dijo sobre el nivel de acatamiento al paro docente.

Todos estos ingredientes tuvo la jornada prevista por Educación para poner en marcha el ciclo lectivo 2009, a la par que en Nación se definió el piso salarial de 1.490 pesos para todo el país. (Ver pág. 5).

En este marco, los maestros hicieron su jornada de paro con elevada adhesión, se movilizaron en Roca y después marcharon sobre la Ruta 22 para cortar el tránsito en Chichinales.

Algo más de 1.000 docentes se movilizaron hasta esa localidad, donde cortaron el tránsito sobre la Ruta 22, hasta anoche de manera temporaria, aunque no se descartó que a partir de hoy la medida se profundice y la interrupción del tránsito sea total.

Tras la concentración y mar- cha que hicieron en la mañana de ayer en Roca, en gran número y provenientes de todas las seccionales, se trasladaron en primer lugar hasta Regina, donde también se movilizaron a lo largo de un kilómetro con una caminata sobre la Ruta 22; y alrededor de las 15:30 se trasladaron hasta Chichinales donde establecieron el piquete.

"Ésta es una medida que se venía evaluando en función de la nula respuesta del gobierno provincial a nuestro reclamo de mejora salarial. Ahora vamos a esperar la respuesta del gobierno y si no dan ninguna señal seguramente la medida se va a profundizar", señaló el titular de Unter, Marcelo Nervi. El piquete se montó a la altura del kilómetro 1.116 de la Ruta 22, a unos 300 metros al norte del sector donde se encuentra el destacamento de la policía caminera y a unos 500 metros de sector conocido como "la subida de Chichinales".

Aunque el corte de tránsito era parcial, liberaban cada media hora el tránsito en las dos manos de circulación, era importante la congestión vehicular, con camiones que se dirigían hacia el puerto de San Antonio Este, otros con bins hacia el sector rural del Valle Medio y muchos turistas. Todos se vieron sorprendidos por la medida de los maestros, que si bien desde el último congreso venían programando esta medida de fuerza como complemento al paro por tiempo indeterminado, no la habían dejado trascender.

Nervi apuntó que "el gobierno apostó al desgaste, a no dar ningún tipo de respuestas y por este motivo es que se definió complementar el paro con un corte sobre la ruta". Agregó que "vamos a esperar hasta mañana -por hoy- para ver si tenemos alguna respuesta por parte del gobierno provincial y si no la hay vamos a profundizar la medida, en principio con cortes más prolongados, y no se descarta que se pueda llegar al corte total".

En la movilización provincial que se hizo en Roca, el gremio estimó que hubo unas tres mil personas, provenientes de todas las localidades. Se movilizaron por el centro de la ciudad, hubo un acto donde abundaron las críticas al gobierno provincial y luego volvieron a la ruta para dirigirse a Chichinales, donde se instaló la protesta. (Redacción Central, AR y AVR)

Comentá la nota