Docentes buscan desafiliarse del Sute por el arreglo salarial

EDUCACIÓN. El hecho de que el plenario del Sute, realizado el viernes pasado, aprobara la oferta salarial hecha por el Gobierno generó malestar en muchos maestros, que expresaron su “decepción” con el sindicato docente al haber aprobado una propuesta “insuficiente”. Esto se vio el mismo día del plenario, cuando muchos maestros enojados protestaron afuera de la sede del Sute. Son muchos de los cerca de 20.000 afiliados al gremio que amenazan con separarse de la entidad sindical.
Además, el desarrollo del plenario sembró dudas respecto al accionar de una de las líneas internas del Sute -opuesta a la del titular del gremio, Eduardo Franchino- comandada por Gustavo Maure y evidenciada en Cristina Raso, quienes, el miércoles de la semana pasada, cuando recibieron el ofrecimiento salarial, lo calificaron de “insuficiente en términos cuantitativos, pero completo cualitativamente”.

Pese a la aprobación de la oferta, que se decidió por 300 votos a favor contra 120 en contra, muchos maestros expresaron su descontento por esto y señalaron que hubo la decisión “ya estaba tomada” antes de la reunión de delegados. Sin embargo, no nadie puede asegurar la certeza de este rumor, por lo que solo queda en especulaciones meras.

Por otra parte, también circularon versiones de que esta vez la movilidad que suele poner el Sute para trasladar a los delegados de zonas alejadas a la Ciudad no estuvo disponible en lugares como el Valle de Uco, donde apoyan al titular del Sute, Eduardo Franchino. Según comentarios, esta decisión se habría tomado para restar votos en contra de la propuesta oficial.

Esto podría corroborarse con que en este último plenario la cantidad de presentes fue mucho menor a lo habitual, cuando los docentes con poder de voto alcanzan a los 600. Además, sorprendió a muchos que la reunión haya terminado cerca del mediodía cuando lo que caracteriza a los plenarios del Sute es la demora en las definiciones.

Pese a los dichos que van y vienen, lo concreto es que muchos docentes afiliados al gremio están pensando en separarse de él, según lo que relató Franchino a Ciudadano, porque no se sienten representados por el Sute. Pero a esto se suma, según un sondeo que hizo este medio, es que otra cantidad considerable de maestros no se afilian por esta misma razón de la escasa, o nula, representación debido a que consideran que “el gremio está más preocupado por la interna que por las mejoras para los docentes”.

Franchino les pide a quienes duden de continuar siendo agremiados que no renuncien a la sindicalización, ya que el alejamiento del gremio no solucionará las cuestiones internas.

En cuanto a la fragmentación del sindicato, se evidencia cada vez más entre los periodistas, quienes perciben que intentan “ocultar” a Franchino, evitando su exposición mediática y excluyéndolo de las conferencias de prensa.

Comentá la nota