Docentes: abren canal de diálogo

Docentes: abren canal de diálogo
Gioja dijo que estudian dar una suma fija y que la Nación restituirá $50 pesos del fondo compensador en unos meses.
En el compás de espera sin paro hasta por lo menos el lunes, José Luis Gioja abrió una nueva puerta de diálogo con los docentes, y habló de una suma fija no remunerativa (les habían ofrecido un porcentaje) como posibilidad de propuesta superadora. Además, el gobernador dijo que la Nación retomará el envío desde junio o julio los 50 pesos del Fondo Compensador por cada cargo que este año dejaron de girarse dejando ese beneficio en 200 pesos cuando antes era de 250.

Recién salido de un acto en Olivos donde acompañó a Cristina Fernández para el anuncio de un plan para clase media (ver página 7), Gioja dijo que "Estuve hablando con los gobernadores de La Rioja, Formosa, Santiago del Estero, Buenos Aires, todos tienen el mismo problema con los docentes, hay una idea de incorporar una suma fija al bolsillo docente y es toda una historia, porque contamos con menos dinero del fondo de compensación que nos da la Nación".

El gobernador dijo que la vía de solución que se visualiza es la propuesta de un aumento no remunerativo a los educadores, que el Ejecutivo local estudiará para evaluar qué monto está en condiciones de ofrecer en base a los $1.490 pautados en las paritarias nacionales.

Este escenario se da en un momento de alta sensibilidad porque la docencia definió no hacer más paro esperando señales hasta el lunes, con la presión de haberse judicializado el conflicto, ya que en virtud de un amparo presentado por Fiscalía de Estado, el juez Roberto Pagés ordenó una cautelar para que los docentes levantaran la medida de fuerza. La resolución del juez no llegó a tiempo y el paro de 48 horas se consumó, pero el Gobierno local cuenta con que la prohibición de hacer paro sirva para futuras medidas de fuerza en el marco del mismo conflicto.

Los gremios docentes UDAP, UDA y AMET rechazaron por "insuficiente" la oferta del gobierno. Según UDAP, sólo se ofreció una suba del 4% al valor índice -de 1,89 pasó a 1,966- por el cual se calculan los básicos lo que, siempre bajo el punto de vista gremial, en un caso testigo de un maestro de grado que recién se inicia y con 20% de radio significa nada de aumento: su sueldo pasaría de 1.413,21 pesos a 1.413,43, sin llegar a los 1.490 pesos de piso que estableció la paritaria nacional.

Según dijo la ministra de Educación, Cristina Díaz, "en la propuesta que hicimos garantizamos que se mantuviera el piso de 1.413 pesos y que nadie percibiera menos que en febrero y por otra parte aseguramos que íbamos a seguir trabajando unos días más para garantizar el piso de 1.490 pesos, que es un compromiso que la Provincia tiene con la Nación y que tenemos que cumplir".

El contrapunto con la oferta que fue rechazada está en que el gobierno busca asegurar el piso salarial, y el gremio pide que el piso sea tomado sólo como base pero que se aplique el mismo aumento que en la Nación, en el orden del 15,5%.

"Creo que ha sido bueno el levantamiento del paro y en este cuarto intermedio, tenemos que ser todos responsables y nunca perder el diálogo", aseguró Gioja. No obstante, ayer siguieron los cruces judiciales. El gremio dijo que contestará la cautelar de Pagés pidiendo que se les diga cuántos docentes hay, cuánto ganan y presupuesto, porque no manejan números y que esperan que Fiscalía cumpla con la resolución judicial que además de ordenarle al magisterio que no haga paro, fija que "el Estado debe proporcionar los medios para asegurar el derecho de aprender, asegurando una justa y digna retribución a quienes enseñan".

El fiscal de Estado, Mario Díaz, dijo ayer que estaban preparando la apelación a esa parte de la resolución de Pagés porque les provoca un "perjuicio", pero que ésto no quita que el gobierno está haciendo un fuerte esfuerzo por mantener el servicio educativo. Además, Fiscalía presentó ayer ante Pagés un pedido de aclaratoria, porque el juez entiende, según dijo a este diario, que su cautelar no corre para futuros paros y que debería hacer el gobierno la correspondiente nueva presentación en caso de otra medida de fuerza. Según Díaz, ellos entienden que la prohibición debe ser válida a futuro. Esto es clave, porque el lunes UDAP tiene plenario y amenazan con volver a parar si no hay arreglo.

Comentá la nota