Docbuster

Bilardo ya habló con Riquelme, Battaglia, Verón y otros del fútbol local y les avisó que cuando vuelva Diego habrá charlas tácticas con videos incluidos.

A poco de cumplir los 70, Carlos Salvador Bilardo sigue con las mismas pilas que hace 25 años, cuando asumió la conducción de la Selección. Pim, pam, pum, el Doctor no para. Y, así, mientras Diego y Mancuso trabajan en Europa presenciando partidos y entrevistándose con los jugadores, el Narigón no se toma descanso aquí en Baires. La última suya: hará sesiones de videos con los jugadores del fútbol local. Docbuster...

Bilardo está pendiente del ingreso de Oscar Ruggeri al cuerpo técnico. Por eso se pasa siete horas en el predio, el miércoles por la tarde, estirando a más no poder la sobremesa del asado con los muchachos del 86 (que, dicen, será un clásico semanal, aunque la próxima semana el Doc viajará a Zurich para un congreso de la FIFA) para, junto a Humbertito Grondona, pulir las trabas que se interponen en el desembarco del Cabezón. Y también tiene tiempo para dialogar con colegas candidatos a ocupar el cargo de médico de la Mayor (casi listo Tucho Villani, doctor en tiempos de Bielsa y Pekerman). Ah, y como si eso fuera poco, mantiene diálogo con el Diez para tenerlo al tanto de las novedades. ¿Eso es todo?

No, hay más... También hay que ocuparse de los jugadores del fútbol local. Como no se pudo realizar la jornada de entrenamiento en diciembre debido al triangular final del Apertura, el Narigón no quiere descuidar el frente interno. Por eso, su idea es mantener contacto permanente con los jugadores. "Ya hablé con Riquelme, con Battaglia, con Papa, con Verón, con Angeleri... Les avisé que cuando Diego vuelva, nos podemos juntar una horita, horita y media para charlar de táctica y ver videos", le contó el Doctor a Olé. Entre la videoteca propia del Narigón y la que armó el Loco Bielsa en el predio, hay para hacer un par de maratones largas de fútbol televisado.

Con las pretemporadas, el inicio de la Libertadores (fines de este mes para la previa), el Clausura (6/2) y el amistoso ante Francia (el 11/2 en Marsella) hacer trabajo de campo en el predio será imposible. Eso lo sabe Bilardo y por eso el plan de ir hacia donde estén los futbolistas o que éstos se acerquen individualmente para empaparse con la idea de Maradona y hacerles sentir que están cerca de la Selección. Preparen los pochoclos...

Comentá la nota