Una doble protesta contra la pastera

Una doble protesta contra la pastera
Los ambientalistas ratificaron la continuidad del bloqueo sobre la ruta internacional y la realización de futuras "acciones sorpresa".
La asamblea ambiental de Gualeguaychú realizó anoche una nueva protesta contra la instalación y funcionamiento de la pastera Botnia a orillas del Río Uruguay, en la costa oriental. La manifestación comenzó a las 20 y se extendió hasta pasadas las 22, incluyó una marcha que partió desde la cabecera del puente internacional San Martín y, en simultáneo, una caravana náutica con el objetivo de "ratificar el repudio a la planta y su acción contaminadora", según señalaron los asambleístas. El "antorchazo" motivó críticas del gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quien pidió que se ponga fin al bloqueo de la ruta 136, que ya lleva tres años y dos meses.

Los asambleístas realizaron una doble protesta que congregó a más de mil personas marchando sobre el puente que comunica Gualeguaychú con la ciudad uruguaya de Fray Bentos e involucró a diez embarcaciones que, desde el río, acompañaron a la multitud. Los manifestantes habían invitado a los turistas y a toda la comunidad a participar de la marcha en que llevaron antorchas, reflectores y linternas, y en la que arrojaron fuegos artificiales, bengalas y bombas de estruendo a lo largo de todo el trayecto. Paralelamente, sobre el río, unas diez lanchas acompañaron a la caravana, que finalizó su recorrido con la lectura de una proclama exigiendo, una vez más, el retiro de Botnia. José Pouler, referente de la asamblea, expresó que la acción fue "una demostración más de que la comunidad de Gualeguaychú está movilizada".

En el mismo sentido, la asamblea ciudadana también ratificó su voluntad de continuar con el bloqueo en la ruta internacional y la realización de futuras "acciones sorpresa". El gobernador Urribarri había pedido el levantamiento del corte y se había mostrado contrario a la realización de esta doble protesta.

El mandatario afirmó que el bloqueo "perjudica" a la ciudad de Gualeguaychú y "no le hace ni cosquillas" a la pastera finlandesa. "Yo apoyo la lucha contra Botnia, pero ninguna lucha ayuda si perjudica a los vecinos de acá y de allá", subrayó el gobernador.

Urribarri rechazó tener un enfrentamiento con los asambleístas. "Parece que hay alguien que quiere ponerme como opositor", deslizó el gobernante quien, por otro lado, afirmó: "Botnia no tiene que estar donde está y el corte (de la ruta) no tiene el más mínimo sentido".

Ante la consulta de Página/12, Jorge Fritzler, integrante de la asamblea ambiental, consideró que Urribarri con sus críticas "demuestra que está permanentemente equivocado". El asambleísta aseguró que "el único camino para finalizar el conflicto" es que la pastera "se retire" y afirmó que realizarán acciones "pacíficas" hasta que suceda. Consultado acerca de la confianza que la asamblea ciudadana tiene en las gestiones que el gobernador provincial está llevando adelante con el presidente electo de Uruguay, José Mujica, para alcanzar una solución al diferendo, el asambleísta disparó: "Lo único que tiene que hacer (Urribarri) es ver cómo va a sacar a Botnia".

Comentá la nota