La doble mano de Triunvirato ya divide a vecinos y comerciantes

Muchos dicen que sacar los colectivos de las calles laterales mejora la calidad de vida pero otros, que habrá complicaciones en horas pico para ir hacia el Centro. Piden más playas de estacionamiento porque la gente deja el auto y toma el subte
Como ocurrió en Pueyrredón, la creación de un contracarril en Triunvirato apunta a sacar los colectivos de calles laterales como Rosetti, Fraga, Chorroarín, Acha, Sucre y Pacheco y agilizar el tránsito que va hacia Villa Urquiza y Parque Chas. En contrapartida, podría provocar un cuello de botella en el carril hacia el Centro.

Para algunos, el mayor problema es el estacionamiento porque la gente deja el auto y se toma el subte para ir al Centro. Según la Ciudad, hay capacidad suficiente. De hecho, quedan cuatro carriles para ir al Centro. Otros recibieron el nuevo sistema con expectativa y desde el Gobierno, festejaron el arranque según informa el diario Clarín.

A diferencia de los carriles en otras avenidas, por los que sólo pueden circular los colectivos y taxis ocupados, los de Triunvirato serán de uso libre para cualquier vehículo. En esta primera etapa, abarca 9 cuadras entre la calle 14 de Julio y avenida De los Incas. En menos de dos meses, se ampliará hasta Olazábal, de un lado, y a Elcano. Además, se evalúa la posibilidad de instalar contracarriles en tramos de Garay y Gaona.

Comentá la nota