Doble labor en el Consejo Escolar por cierre de comedores

Días atrás se dispuso el cierre de los comedores escolares disponiéndose una guardia en el Consejo Escolar para que los padres concurrieran en busca de viandas de comida para sus hijos y así evitar la aglomeración en esos lugares.
Luego de un par de días una resolución ministerial determinó que en lugar de comidas los padres debían retiraran de las escuelas, una vez por semana, alimentos para que cada uno los cocinara en sus hogares.

Esta respuesta al temor por la Gripe A está vigente y funciona bien, así lo aseguró la titular del Consejo Escolar, Mónica Broglio. La medida responde al cierre de los establecimientos educativos de toda la provincia por el avance de la epidemia de gripe A, por lo que esta metodología perdurará seguramente hasta el 3 de agosto cuando esta previsto reanudar la actividad escolar.

"Recibimos la orden de mantener los comedores cerrados, y entregar a cada familia una bolsa con alimentos, compuesta por un kilo de arroz, harina de maíz, harina de trigo, fideos, azúcar, leche, yerba, tomate y jabón. Cada entrega, - dijo Broglio - se hace los lunes o eventualmente los martes por alguna circunstancia".

Cada escuela donde funciona un comedor recibe la mercadería, allí está determinado lo que se le tiene que entregar a cada familia de 11:00 a 13:00 y en cada establecimiento escolar disponen de una nómina de los chicos que habitualmente concurren al comedor. La presidenta del Consejo Escolar explicó que "solamente se le entrega al padre, la madre o un familiar de ellos, quienes deben concurrir con el documento de identidad". El sistema funciona, "concurren más de lo que nosotros pensábamos, aunque no la totalidad de los chicos que con regularidad van a los comedores. Tradicionalmente, durante las vacaciones de invierno el descenso es notorio, por lo general concurre solo un 20% de los chicos, sin embargo, en estos momentos en muchas escuelas llega al 50%, están retirando la mitad de los bolsones".

Broglio también confirmó que se aprovecha la inactividad en las escuelas para realizar tareas de desinfección, "una circular indicó que el personal directivo debía reunirse con el personal auxiliar y determinar guardias en las escuelas para abrir y ventilar el edificio y desde el Consejo Escolar se entregaron diversos elementos de limpieza para que dicho personal pudiera desarrollar su labor con todo lo necesario", explicó.

Finalmente dijo que la actividad se desarrolla centralmente, "desde La Plata llega hasta la nómina de la cantidad de bolsones que deben entregarse en cada escuela, nosotros compramos los elementos en Colón y elevamos los remitos a La Plata. En la Provincia tienen los nombres, documentos y otros detalles de los chicos que concurren a los comedores, de modo que ellos regulan el tema desde allá, aunque lo más destacado es que funciona bien", dijo finalmente.

Comentá la nota