Una doble esperanza para los malargüinos

Lejos de resolverse, la huelga continúa y empieza a adquirir ribetes políticos que incluye un pedido de intervención en la Legislatura Provincial.
Referentes de la Cámara de Comercio manifestaron su optimismo por este proyecto que "pondrá fin a un problema grave, cual es el de la falta de gas en los inviernos, sobre todo cuando hay peores nevadas".

También señalaron que el gas potenciará la oferta turística de Malargüe, pero asimismo advirtieron sobre la necesidad de que también se resuelva el crónico problema del suministro de GNC en las estaciones de servicio, ya que hay una sola boca de expendio y trabaja sólo en horas de la mañana.

Efectivamente, es muy común ver desde hace años largas colas de autos desde la madrugada en una estación de servicio a la entrada de Malargüe, sobre todo transportistas que tienen en el gas licuado la única posibilidad de abaratar costos. "El gas está racionado, es una vergüenza que este problema no se haya resuelto; incluso hay turistas que vienen a Malargüe, que es un punto terminal del mapa, con la esperanza de poder cargar gas y no pueden hacerlo. Deben cargar nafta que es más cara, y eso perjudica la permanencia del turismo en la zona".

Internet y banda ancha

No sabemos si la construcción del gasoducto resolverá el problema del suministro de gas para el transporte, pero al menos los empresarios confían en que el trazado del ducto permitirá su aprovechamiento para otro "ducto", que es el de las comunicaciones de Internet.

Al respecto, Pedro Martínez, titular de la Cámara de Comercio, dijo que "el gasoducto es una doble esperanza, ya que se utilizará el zanjeo del mismo para incorporar la fibra óptica y tener Internet banda ancha en Malargüe".

Comentá la nota