Un doble agente logró engañar a la CIA

Fue el responsable del ataque en Afganistán
WASHINGTON.- El terrorista suicida que mató a ocho personas dentro de una base de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Afganistán la semana pasada era un médico jordano reclutado por la inteligencia de su país para colaborar con Estados Unidos en la lucha contra la red terrorista Al-Qaeda, confirmó un ex alto funcionario de inteligencia.

Sin embargo, el atacante actuaba como un doble agente, ya que mientras afirmaba tener información acerca del lugarteniente de Osama ben Laden, trabajaba también para la red terrorista, confiaron fuentes oficiales a la cadena de noticias NBC.

En el atentado murieron siete empleados de la CIA (cuatro funcionarios y tres guardias de seguridad), así como un miembro de la inteligencia de Jordania, Alí bin Zaid. Fue uno de los peores ataques contra la CIA en su historia.

Fuentes de los servicios de inteligencia norteamericanos identificaron al atacante como Humam Jalil Abu-Mulal al-Balawi, un médico de 36 años originario de Zarqa, Jordania, quien había sido reclutado por la inteligencia jordana.

Zarqa es la ciudad natal del fallecido líder de Al-Qaeda en Irak, Abu Mussab al-Zarqawi, quien fue el presunto responsable de numerosos ataques devastadores en ese país.

Al-Balawi fue detenido hace más de un año por la inteligencia jordana, que creyó haberlo convencido de apoyar los esfuerzos de Washington y de Amán para combatir a Al-Qaeda, según NBC.

Se lo invitó a la base Chapman, un puesto de avanzada de la CIA en la provincia de Khost, en la conflictiva frontera entre Afganistán y Paquistán, ya que el atacante suicida ofrecía información de carácter urgente para encontrar a Ayman al-Zawahri, lugarteniente de Ben Laden.

Hajj Yacub, autoproclamado vocero de los talibanes en Paquistán, identificó al atacante en sitios de milicianos islamistas en Internet como Hammam Jalil Mohammed, conocido también como Abu-Dujana al-Khurasani.

Al-Balawi no fue revisado para determinar si llevaba bombas cuando llegó a la base Chapman, de acuerdo con los ex funcionarios y con una fuente de los servicios de inteligencia, y detonó los explosivos poco después de que comenzó su entrevista.

Uno de los ex funcionarios de inteligencia dijo que una de las preguntas sin aclarar es por qué había tantas personas presentes en el interrogatorio, ya que en la mayoría de los casos se suelen reunir pocos agentes, para limitar el peligro.

Comentá la nota