Doblas, la comuna elegida en marzo

(Macachín) - ¿Es equitativa la distribución de fondos provinciales entre los municipios? Teniendo en cuenta la población y realidades de los municipios beneficiados, se generan lógicas dudas sobre la igualdad de los aportes.

En lo que parece una situación constante, nuevamente en marzo las comunas justicialistas fueron las más beneficiadas en la distribución de fondos públicos para atender déficit y a productores rurales afectados por sequía.

Los datos del Boletín Oficial señalan que Doblas embolsó en ese mes 331.494 pesos, Macachín 179.852, Miguel Riglos 129.741, Rolón 114.132 (todas con conducción peronista), mientras que Anchorena (única con gobierno del Frepam, solo 34.575 pesos. En total: 789.794, una cifra similar a la de los subsidios de febrero.

Doblas.

El pueblo que conduce el intendente Gustavo Lanza recibió 161.275 pesos para aplicar a paliativos a productores agropecuarios afectados por la sequía. En importancia, le siguen 95.000 pesos para adquirir terrenos urbanos para la construcción de viviendas, 30.000 pesos para el montaje de un feed lot municipal, 20.900 para déficit y desequilibrios financieros, 13.000 para reparar una pala frontal, 8.200 para acción social y 4.000 para el Club Independiente.

La segunda localidad mas agraciada fue Macachín, comuna gobernada por Jorge Cabak (PJ). La Provincia envió 87.630 pesos para los productores agropecuarios, 22.222 para acción social, 15.000 para reparaciones en el parque automotor, otros 15.000 para poner en marcha la oficina regional de proyectos productivos, 10.000 para construir una senda peatonal y 10.000 para gastos de funcionamiento.

Miguel Riglos, al mando del justicialista Federico Ortiz, es la tercera comuna en el ranking de reparto de subsidios. La partida más significativa, de 102.150 pesos, fue para paliativos a productores por la sequía. El resto se desgrana en 20.000 para reparar maquinarias y 7.591 para acción social.

La restante comuna, Rolón, jurisdicción a cargo de José Amador Ferreira (PJ), sumó a sus arcas 40.000 pesos para subsidiar efectos de la sequía en productores locales, 30.000 pesos para déficit y gastos de funcionamiento y 4.200 pesos para acción social.

Anchorena.

El municipio gobernado por Roberto Holgado desde 1987, único intendente de extracción radical, es nuevamente el más relegado relegada a la hora de el reparto de fondos. En Anchorena los productores rurales afectados por la sequía solamente fueron asistidos por la magra suma de 23.230 pesos. La Provincia también le mandó 10.000 pesos para adquirir una camioneta, y 1.345 pesos para el Pro Vida verano.

Comentá la nota