Un divorcio inesperado en el Senado

Un divorcio inesperado en el Senado
"No ha entendido esta batalla con el kirchnerismo", justificó Reutemann la ruptura del bloque. Latorre habló de su propia "torpeza", pero criticó a los dirigentes agropecuarios que "quieren que los Kirchner se vayan ya".
Es imposible seguir trabajando así." La frase de Carlos Reutemann sobre la senadora Roxana Latorre fue lapidaria. "No ha entendido esta batalla con el kirchnerismo", agregó el Lole. Apuntaba contra la actitud de su hasta ayer socia política, que estampó su firma en el dictamen oficialista y habilitó el debate de las facultades delegadas en el Senado, que incluye la atribución del Gobierno para fijar retenciones al agro. Y para despejar cualquier sospecha de un acuerdo con los K, se desprendió de ella como un lastre: en una carta dirigida a Julio Cobos, el ex piloto de Fórmula 1 anunció la ruptura del bloque Santa Fe Federal. Latorre reconoció su "torpeza" en una charla con Reutemann, a quien volvió a reivindicar como su "líder político" y anticipó que votará en contra del proyecto oficialista. Pero tampoco se paralizó: formalizó su propio monobloque y criticó a los dirigentes agropecuarios que "quieren que los Kirchner se vayan ya".

Fiel a su estilo, Lole no pronunció muchas palabras, pero esta vez no dejó margen para la duda. "Me ha sorprendido, es un golpe enorme. Una semana antes habíamos firmado el documento de los diez puntos del interbloque Federal. Allí justamente, dentro de todas las cosas que se hablan, está el Consejo de la Magistratura, del conflicto con el campo, de la coparticipación federal, de la política social de recuperar el tema del Indec. La verdad que (Latorre) lo firmó cuatro días antes de lo que sucedió en la comisión de Asuntos Constitucionales", disparó Reutemann.

"No me importa lo que digan de mí, ni de lo que hago. Me basta saber que hago lo mejor que sé y lo mejor que puedo." La frase de Eva Perón cuelga de la antesala del despacho de Latorre, que ayer abrió sus puertas para hacer su descargo. "Reutemann me confirmó su decisión de dividir el bloque en una conversación telefónica de tono afable. Me dijo que estaba consternado", reconoció Latorre. Luego dio su versión: "A diferencia del tema de superpoderes, la oposición no consiguió redactar un dictamen único sobre la prórroga de facultades delegadas. Me dieron para firmar el dictamen del oficialismo y como ya sabía que tenía las firmas necesarias, lo firmé en disidencia total".

Como en otras tantas interpretaciones parlamentarias, en este caso la biblioteca del Senado está dividida. Desde el radicalismo afirman que el dictamen de mayoría debe tener la mayoría más uno de los miembros de la comisión legislativa y que Latorre concedió el voto que faltaba, porque si no, deberían haber convocado a una nueva reunión, cuando al bloque K se le acababa el tiempo para prorrogar las facultades delegadas que vencen el 24 de agosto. El kirchnerismo insiste en que el dictamen ya tenía nueve firmas (sobre los quince miembros de la comisión), aunque la firma del pampeano Rubén Marín, que no estuvo en la comisión, llegó por nota con una semana de atraso y fechada un día después de la reunión.

"Reutemann está bajo el estrés y el shock de la elección más importante de su vida política, donde tuvo que competir contra el aparato nacional y provincial", sostuvo Latorre, aunque remarcó que "los votos son de él" y que lo sigue considerando como su "jefe político". También reconoció que en el quiebre con el Lole fueron decisivas las presiones de la Sociedad Rural santafesina, que tildó a ambos de "traidores". Para Latorre, los ruralistas "se pasaron de la raya", "quieren que los Kirchner se vayan ya" y "no entienden que el recambio legislativo que la gente votó recién será en diciembre".

La senadora también tuvo ayer un encuentro con Hilda "Chiche" Duhalde. Conversaron sobre las declaraciones del Lole considerando a Eduardo Duhalde como "el mejor candidato del PJ" (ver aparte). "Sigo pensando que Reutemann –insistió Latorre– es el mejor candidato para 2011. Cobos ya está lanzado a la carrera presidencial, apoyado en su buena imagen e intención de voto le está marcando la estrategia al peronismo y lo corre por izquierda."

Comentá la nota