El divismo de Mauricio Macri

Cuando se anunciaba el acuerdo entre Felipe Solá, Francisco De Narváez y Mauricio Macri, hace unos meses, este último parecía ser la pieza con menor importancia.
Sin embargo, hoy logró imponerse con fuerza y hasta se dio el gusto de mandar a terceros a negociar. Hizo bajar a Claudia Rucci, quien ya había salido públicamente a anunciar su candidatura entre los tres primeros lugares, y colocó en el tercer puesto a un macrista, que aún no tiene definido.

"Muchachos, el tercer lugar es mío", reclamó Macri a sus pares de la alianza. Bajo la amenaza de una ruptura, lo cual complicaría a pocos meses de las elecciones al peronismo disidente, el jefe de Gobierno porteño impuso a su candidato.

Pero esto no fue lo único que mandó a negociar Macri. Además del tercer lugar en la lista nacional, pidió un lugar preponderante para su primo, Jorge, en la lista distrital de la tercera sección. De hecho el propio Jorge Macri se animó a decir esta mañana que probablemente encabece la nómina.

Hoy, el jefe de Gobierno porteño adquirió un papel trascendental dentro del acuerdo con Solá y De Narváez. El ex gobernador bonaerense y quien busca ser el próximo, al salir del encuentro expresaron: "No le vamos a dar el gusto a Kirchner, seguimos juntos". Y según comentaron allegados a estos referentes a La Tecla.info esa sería la principal causa por lo que dejaron a Macri obrar con aires de diva.

Una fisura dentro del peronismo disidente podría beneficiar al actual titular del PJ, Néstor Kirchner. Por eso la idea es mantenerse juntos, por lo menos hasta que pase el 28 de junio. Desde el seno íntimo del PJ disidente aseguran que después de esta fecha el desmembramiento de la alianza sería un hecho, aunque podría seguir el acuerdo en lo que respecta a la agenda legislativa.

Comentá la nota