Divisiones en el campo por la devolución de retenciones

Mientras Buzzi reconoció que la mejora para el trigo y el maíz es "el camino a transitar", el vice de CARBAP dijo que "las compensaciones no funcionan". El Gobierno, en tanto, les recordó que dio curso a un histórico reclamo del sector.
Mientras la Mesa de Enlace empezó a evidenciar divisiones frente a las mejoras para los pequeños y medianos exportadores de trigo y maíz, el Gobierno le recordó a la dirigencia agropecuaria que la medida responde a un histórico reclamo del sector. Y ratificó la vigencia de las retenciones para evitar una suba en los precios de los alimentos.

Fue Eduardo Buzzi, mandamás de la Federación Agraria, el primero en hablar. Por primera vez ante una iniciativa salida de las usinas K, el empresario reconoció que el sistema de compensación plena que anunció ayer la presidente Cristina Kirchner es "el camino que se debe transitar". No obstante, advirtió enseguida que "hay desconfianza" entre la dirigencia agropueciaria sobre la implementación del proyecto.

"El tema (del reintegro del total de las retenciones que, en rigor, los productores más chicos deberán seguir pagando en puerto) es cómo, cuándo (van a ser compensados). Hay mucha desconfianza acumulada. Hace tres años que venimos renegando", señaló Buzzi.

CARBAP no piensa igual que la Federación Agraria. El vicepresidente de la organización que congrega a los productores de la zona más rica del país, Jorge Srodek, expresó su descontento con la resolución de La Rosada. "Las compensaciones no funcionan", espetó.

Srodek señaló que "si bien devolverle a los pequeños y medianos productores las retenciones es siempre una buena noticia, habría que ver la letra chica, ya que no quedan claros los saldos exportables ni la manera en que recibirán la compensación".

"La medida es de nuevo compensaciones, que sabemos no funcionan, tal como sucede con la carne y la leche, porque es complicado para el productor cobrarlas debido a que lo obliga a inscribirse en la ONCCA, sometiéndolo a trabas y arbitrariedades", afirmó el dirigente agropecuario y diputado electo.

En consecuencia, consideró que "es preocupante que la Presidenta reitere el mismo discurso al hablar de la mesa de los argentinos y justifique la intervención en el mercado de trigo para que el kilo de pan valga 2,50 pesos, cuando difícilmente hoy uno pueda encontrarlo a menos de 5".

DEFENSA CERRADA A LAS RETENCIONES. En tanto, y al igual que lo manifestado ayer por la Presidente, el ministro de Economía Amado Boudou advirtió que "si sacamos las retenciones, aumentan los precios de los productos básicos".

El funcionario calificó de "muy bueno para muchísimos productores" a la decisión de determinar una retención 0 (cero) a las exportaciones de trigo y maíz de pequeños y medianos productores, que será implementada a través de la devolución de los montos cobrados a través de ese concepto.

La medida, a criterio de Boudou, permitirá que a "los productores pequeños y medianos les llegue el precio pleno, que son los que más lo necesitan".

De regreso al redil K, la flamante secretaria de Integración Nacional, María del Carmen Alarcón, consideró que la liberación de las exportaciones de maíz y trigo y la devolución de reintegros es una medida "positiva" que le da "certeza" al productor.

"Esto es bueno para recrear la confianza, porque ahora el productor puede sembrar maíz tranquilo porque sabe que lo va a poder vender", explicó la funcionaria.

Según Alarcón, "los productores agropecuarios hace mucho tiempo reclamaban esta medida y los dirigentes desde hace tres o cuatro años también lo hacen". "La cadena de maíz -desde los productores hasta los exportadores- lo primero que nos pidió fue certeza y que vuelva el precio a la pizarra; eso ayer se consiguió", indicó.

Y agregó: "Lo segundo que se pidió es una ayuda, y se anunció retención cero para la producción de hasta 800 toneladas de trigo y 1200 toneladas de maíz", afirmó. "Procuramos que esa devolución sea eficiente y ágil y que llegue hasta la puerta de la tranquera del productor agropecuario", dijo.

En ese sentido, anunció que la devolución correspondinte a la campaña 200910 se concretará en los meses de mayo y agosto del año que viene. Y adelantó que "estamos pensando también en asistir a los productores que se quebrantaron con la sequía", subrayó la funcionaria.

Comentá la nota