Divididos, hoy votan los empleados de Kraft

Divididos, hoy votan los empleados de Kraft
Los líderes del conflicto por los despidos en la ex Terrabusi, Bogado y Hermosilla, en listas separadas
Las elecciones del cuerpo de delegados en la fábrica Kraft, con un mandato de cuatro años, marcará la división de la comisión gremial interna que condujo el prolongado conflicto frente a los despidos producidos en la fábrica.

La lista 2 irá por la reelección, con la coordinación de Ramón Bogado (al frente de la representación gremial desde 1994), que estará acompañado por su esposa, María Rosario, Alcadio Alfonso y Jorge Penayo, entre otros. Bogado pertenece al Partido Comunista Revolucionario (PCR) e integra la mesa de la Corriente Clasista Combativa (CCC).

Las diferencias internas que produjeron los despidos en la ex Terrabusi llevó a que uno de los delegados que integró el llamado Frente Unico haya decidido presentarse por su cuenta: Javier Hermosilla, del Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS), representará a la lista 1.

Hermosilla no aceptó firmar el acta para reincorporar a sólo 70 de los 157 trabajadores, mientras que Bogado buscó no desperdiciar el logro conseguido, aunque fuera parcial.

Conflicto

En medio del conflicto, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires aceptó considerar la situación de cada trabajador despedido que reclame la permanencia en su puesto de trabajo.

Esa decisión disgustó a Hermosilla, que mantuvo una posición más intransigente y solicita la reincorporación de "todos o de ninguno", según dijo el delegado del PTS.

Para los comicios habrá una tercera lista, que representa a "autoconvocados e independientes", integrada por empleados que tienen mayor antigüedad en la empresa, según explicaron fuentes sindicales a LA NACION.

El conflicto se inició el 18 de agosto pasado en la planta que Kraft posee en General Pacheco, cuando los delegados decidieron su ocupación. Pero el hecho tomó relevancia pública cuando los representantes sindicales cortaron la ruta Panamericana e hicieron asambleas frente a la fábrica.

Como ocurrió en las últimas dos elecciones en las que Bogado resultó triunfador, el consejo directivo del Sindicato Capital de Trabajadores de la Alimentación (STIA) decidió no presentar delegados para disputar las elecciones.

El secretario general del gremio, Rodolfo Daer, aseguró que ayer recibió el aval del Juzgado de Primera Instancia en lo Laboral N° 55.

El sindicato obtuvo del juzgado una medida cautelar. En la misma dirección intervino el Ministerio de Trabajo.

Por eso, ayer, el tribunal entregó las urnas y aprobó que la elección se celebrara con un padrón de 2950 trabajadores, un número sustancialmente mayor que el de 1600 empleados que, según Kraft, estaban en condiciones de votar.

Comentá la nota