El PJ irá dividido en más de 15 provincias

El kirchnerismo deberá enfrentar a peronistas disidentes y pondrá a prueba el poder territorial; no hubo tiempo de hacer internas
El peronismo está fraccionado en todo el país. No hay distrito donde el kirchnerismo no cuente con una lista opositora del PJ para los comicios del 28 de junio. Las fisuras más pronunciadas del peronismo aparecen en más de 15 provincias y, como ocurrió otras veces, mostrarán que las elecciones se convertirán en una gran interna abierta del justicialismo.

La estrategia del ex presidente Néstor Kirchner de poner en juego a intendentes y gobernadores el 28 de junio responde al hecho de remediar de alguna manera este mapa quebrado del PJ. Hay provincias en las que el kirchnerismo está más firme que el peronismo disidente. Pero hay distritos como Córdoba o la Capital, donde el Gobierno ni siquiera puede aspirar a imponer un candidato que asegure el tercer puesto. Santa Fe y Buenos Aires son otros de los distritos donde el panorama se puso muy complicado para el matrimonio presidencial en el armado de una fuerza capaz de frenar al PJ antikirchnerista.

Con el adelantamiento de las elecciones, el Gobierno parecería haber quedado atrapado en su propia trampa: en la mayoría de los distritos resultará imposible hacer internas partidarias, por los tiempos electorales que se deben cumplir.

Algunos enfrentamientos responden a rencillas históricas locales. Otros son manejados por las manos ocultas de antikirchneristas como Eduardo Duhalde, Juan Carlos Romero, Miguel Toma o Ramón Puerta.

En Buenos Aires, el PJ disidente encabezado por Francisco de Narváez y Felipe Solá dará batalla al propio Néstor Kirchner y a Daniel Scioli. Para esta pelea ya empezaron a acordar con intendentes del peronismo de toda la provincia para sumar concejales por fuera de la lista oficial, a pesar de que esta jugada intentará ser contrarrestada por Kirchner al ordenar a los intendentes a ponerse al frente de la lista de candidatos a concejales de sus distritos. Los bonaerenses también se encontrarán en el cuarto oscuro con una lista de candidatos del peronismo disidente que lidera el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, que no cerró un acuerdo con De Narváez.

Los peronistas santafecinos quedarán enfrentados entre la lista del senador Carlos Reutemann, por un lado, y del diputado kirchnerista Agustín Rossi, por otro. El ex corredor de Fórmula Uno ya dijo que no irá a internas partidarias en el PJ y que competirá con el Frente Federal Santa Fe. Rossi se quedaría con el sello del Frente para la Victoria.

Sin ingreso

El kirchnerismo no logra hacer pie en el PJ de Córdoba. El gobernador Juan Schiaretti, que está enfrentado con la Casa Rosada desde el conflicto con el campo, cerró la lista de candidatos con el ex defensor del pueblo Eduardo Mondino a la cabeza y no piensa incorporar kirchneristas. Competirá con el intendente de Villa María, el kirchnerista Eduardo Accastello, a quien no le será nada fácil enfrentar al aparato del PJ de Schiaretti, cuya mayor preocupación hoy es ganarle a Luis Juez.

La Capital también será otro escenario de batalla del PJ. Los antikirchneristas se aliarán con Mauricio Macri y pondrán algún candidato en la lista de Pro que encabezará Gabriela Michetti para enfrentar al kirchnerista Carlos Heller. También habrá allí una lista del peronismo disidente de los Rodríguez Saá.

En Entre Ríos, el peronismo está quebrado en tres. Jorge Busti, aliado temporal del gobernador kirchnerista Sergio Urribarri, enfrentará en las urnas a dos peronistas disidentes: el senador Héctor Maya y el diputado Emilio Martínez Garbino. Según pudo saber La Nacion, este último trabaja en un acuerdo para llevar como candidato al líder de la Federación Agraria Alfredo De Angeli.

En Tucumán, el PJ disidente de Fernando Juri estrechó lazos con ex dirigentes de Fuerza Republicana y con la UCR para disputarle el poder al gobernador kirchnerista José Alperovich. Algo similar ocurre en Jujuy, donde el peronista Carlos Snopek competirá con el gobernador ultrakirchnerista Walter Barrionuevo.

Misiones es un caso atípico. El PJ local está intervenido y tendrá candidatos del kirchnerismo. Por eso, Puerta irá por fuera del partido con el frente Unión Popular. Este sello se repetirá en La Pampa con el peronismo que lidera Jorge Matzkin, mientras que los justicialistas Carlos Verna, Rubén Marín y el destituido intendente de Santa Rosa, Juan Carlos Tierno, irán a internas el 3 de mayo.

En San Juan, Mauricio Ibarra, el intendente peronista de Rawson ?uno de los distritos con mayor cantidad de votos? creó el partido Convicción Federal con Pro, el MID y Recrear. Este frente está buscando alianzas con el senador Roberto Basualdo para restarle poder al gobernador kirchnerista José Luis Gioja, que presentará su lista propia de candidatos.

En Santa Cruz, el ex vicegobernador de Néstor Kirchner, Eduardo Arnold, encabezará una lista para enfrentar al PJ que lidera un incondicional de la Casa Rosada: el gobernador Daniel Peralta. Los peronistas chaqueños Adán Perdini y Atilio Velázquez tratarán de disputarle el poder en las legislativas a la lista del gobernador kirchnerista Jorge Capitanich. En Neuquén, el PJ disidente peleará contra el candidato que ponga el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. Y en Río Negro un sindicalista de las 62 organizaciones enfrentará al kirchnerismo.

Comentá la nota