Dividida, la UCR intenta limar asperezas antes de la convención nacional

Dividida, la UCR intenta limar asperezas antes de la convención nacional

Dos sectores discuten si Macri debe encabezar la boleta y si pueden sumarse peronistas a la coalición

En vísperas de la convención nacional del próximo lunes en Parque Norte, los sectores en pugna dentro del radicalismo procuran acercar posiciones en torno a una estrategia común para las próximas elecciones. Hay dos puntos sobre los que hay consenso: uno, que la UCR ratificará su pertenencia a Cambiemos . Dos, que impulsará la apertura de la coalición a otros partidos, con la mirada puesta en el peronismo.

Sobre estos puntos, sin embargo, hay matices que marcan distancias. El sector más dialoguista con el Gobierno respalda la candidatura presidencial de Mauricio Macri y confía en que llegará al ballottage, pero advierte que el triunfo solo será posible si entre la primera y la segunda vuelta electoral Cambiemos incorpora a aquellos sectores políticos que quedarían terceros y marginados de la compulsa. Entre ellos, el peronismo no kirchnerista. Sumar aliados para el ballottage no solo se acrecentaría las posibilidades de ganar, sino también se garantizaría la gobernabilidad en un eventual segundo mandato de Macri, sostiene este sector.

"El proceso de incorporación de otros partidos debe procesarse en el marco de nuestra coalición, como también debe elaborarse una estrategia de ampliación con miras a la segunda vuelta presidencial, buscando confluir con los actores políticos dispuestos a cumplir la Constitución, profundizar la democracia, fortalecer al Estado e instituir las condiciones para un capitalismo sano", escribieron tres de los integrantes más dialoguistas: la santafesina Lilia Puig de Stubrin, el entrerriano José Antonio Artusi y el correntino Ángel Valmaggia, grupo que también integran, entre otros, el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador; el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y el secretario del comité nacional, José Cano.

"Hay que ratificar una fórmula e ir todos juntos, sin competir en primarias. Tiene que haber una fórmula consensuada por todo el espacio. El presidente de la Nación es el que está liderando el espacio", indicó el gobernador Valdés.

Otro sector del partido, encarnado en su presidente, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo , sostiene que la apertura de Cambiemos hacia otras fuerzas políticas debe producirse previo a las primarias. Cornejo, además, es partidario de que Mauricio Macri no encabece la fórmula presidencial, para facilitar el ingreso de esos nuevos actores.

"Hoy Cambiemos no tiene asegurado el triunfo en primera vuelta; solo ampliando la coalición a otros sectores podemos llegar al ballottage", justifican quienes rodean a Cornejo. El gobernador sostiene que, para potenciar el espacio en su pelea con el kirchnerismo, debería haber elecciones internas en Cambiemos, posibilidad que el macrismo más duro rechaza de plano.

"El lunes, la convención aprobará con amplia mayoría el documento que yo he ofrecido, buscando la ampliación y ratificando la conducción de Cambiemos", dijo Cornejo. "Hay que sumar a peronistas", enfatizó, y nombró al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y al economista Roberto Lavagna.

Cornejo insistió en la necesidad de ampliar la base de sustentación de Cambiemos para "hacer los cambios que necesita la Argentina para crecer" y que quedaron pendientes en el primer mandato de Macri. Mencionó las reformas impositiva, laboral y previsional. "Requieren de un mayor poder político del que representa Macri", afirmó Cornejo.

Coment� la nota