La OEA, dividida por las elecciones en Honduras

El mensaje del Secretario General, José Miguel Insulza, fue muy claro. La OEA no enviará observadores a las elecciones hondureñas si el presidente de facto Roberto Micheletti y el presidente constitucional Manuela Zelaya no logran encontrar una salida a la actual situación.
En un nuevo intento por destrabar la situación, Estados Unidos envió ayer al subsecretario adjunto para Asuntos Hemisféricos, Craig Kelly, a Tegucigalpa. Insulza se mostró, sin embargo, muy pesimista. "No se ve como muy posible reentablar un diálogo", dijo.

Durante la reunión del consejo ejecutivo de la OEA que Insulza presidió ayer comenzó a perfilarse la división que provocarán las elecciones hondureñas si, como todo lo indica, se desarrollan sin que haya un acuerdo.

Brasil, Venezuela, Argentina, Nicaragua, Ecuador y otros insistieron con que si el presidente Zelaya no es restituido en la presidencia, las elecciones no serán reconocidas.

Pero el embajador interino de EE.UU., Lewis Amselem, un duro al que todos llaman Terminator, dijo que el acuerdo negociado recientemente con la intervención del subsecretario de Asuntos Hemisféricos saliente, Thomas Shannon, no prevé la reinstauración inmediata de Zelaya y dijo que EE.UU. colaborará con el buen desarrollo de las elecciones.

"Yo soy un chico de la clase media. Compro en Wal Mart y Cosco (dos grandes supermercados muy baratos), manejo un auto viejo.no soy muy sofisticado. Entonces necesito que alguien me explique qué significa no reconocer la elecciones en el mundo real. ¿Acaso van a romper negociaciones diplomáticas? ¿No van a negociar más con Honduras?", dijo Amselem.

Si bien EE.UU. puede reconocer unilateralmente las elecciones, en la OEA será muy difícil que puedan reunir los dos tercios de los votos que necesitan para que las sanciones impuestas en contra de Honduras sean levantadas.

Al adelantar que Argentina no reconocerá las elecciones, el embajador argentino ante la OEA, Rodolfo Gil, advirtió que las autoridades que surjan de esos comicios "van a tener que invertir los próximos años, en todo el mundo, solicitando un reconocimiento diplomático que no llegará, tardará mucho en llegar, o tratando de conseguir algún dinero".

Comentá la nota