Dividen culpas por el "atraso" de Córdoba

Tras los dichos de la Presidenta, los candidatos creen que hay responsabilidades repartidas entre la Nación y la Provincia.
El crudo diagnóstico que dejó el viernes pasado en Río Tercero la presidenta Cristina Fernández sobre la situación de "atraso" que sufre Córdoba, abrió un abanico de interpretaciones de parte de los principales candidatos de cara al 28 de junio. "Hay que ayudar a Córdoba a salir del atraso; debe recuperar su perfil industrial", había lanzado la Presidenta en Río Tercero, en una crítica sin disimulo al gobierno de Juan Schiaretti.

La mayoría de los postulantes consultados coincide en que se trata de responsabilidades compartidas por el poder central y las gestiones en la Provincia que abarcaron a José Manuel de la Sota y ahora a Schiaretti.

Con otra evaluación, el primer candidato a senador por Unión por Córdoba, Eduardo Mondino, aseguró que el proceso de "desindustrialización" no es nuevo y que comenzó con la dictadura militar, en el año 1976. "Lo que dijo la Presidenta no es novedad. Córdoba y el país sufrió un proceso de desindustrialización desde el comienzo de la dictadura militar. Córdoba sufrió estas consecuencias, porque convengamos que la industrialización llevaba poco más de 25 años cuando los militares tomaron el poder", aseguró el candidato oficialista, quien no le endilgó culpas al PJ que gobierna Córdoba desde hace 10 años.

Según el candidato oficialista, para revertir este proceso, se debe discutir en el Congreso nacional una nueva ley de coparticipación federal. "Córdoba perdió más de 25 mil millones de peso en materia de coparticipación del agro y el sector industrial".

Desde la oposición provincial, Luis Juez, candidato a senador por el Frente Cívico, responsabilizó a las gestiones provinciales por el actual estado de la provincia. "Córdoba perdió su pujanza de la mano de las gestiones de De la Sota y Schiaretti, que para ocultar sus desmanejos consintieron la dependencia de la Provincia de la Nación", dijo el ex intendente.

Para Juez, la salida para esta situación es fortalecer la representación en el Congreso nacional. "Con la construcción de una nueva mayoría, con valores reales de federalismo, impulsaremos una nueva ley de coparticipación. Córdoba debe recuperar una sana autonomía", remarcó Juez.

En tanto, Ramón Mestre, postulante a senador por la UCR, coincidió en que la provincia "está en retroceso" y hay "una pérdida de la calidad de vida" de los ciudadanos.

Afirmó, además, que todo esto es el resultado de "la culminación de un ciclo político en el orden provincial y nacional".

"La sociedad observa que se gobierna en el día a día, pero no hay ni un plan ni un proyecto. Los problemas pasan por el empeoramiento de la inseguridad, en las oportunidades laborales, hay desigualdad social y una crisis de educación y valores", dijo.

Agregó que hay "corresponsables" de esa situación de decadencia y encuadró "tanto al Gobierno provincial como al nacional". Ubicó entre sus críticas a Luis Juez, quien, dijo, como intendente "no supo defender la autonomía municipal ni los intereses de la ciudad de Córdoba".

Cristina, responsable. A su vez, el aspirante a senador por el Frente Es Posible, Cesar Albrisi, cuestionó que Cristina Kirchner haya venido a Córdoba a hablar de retroceso: "No tiene derecho a hablar de algo de lo cual ella es la principal responsable y los gobiernos cordobeses de la última década son ‘partícipes necesarios’", afirmó.

"Se ha perdido el federalismo y el liderazgo que Córdoba tenía sobre otras provincias. Hay que recuperar el acuerdo federal y se debe reclamar ese acuerdo de manera tal que no haya que festejar cada vez que la Nación se conduele y le mande 100 millones de pesos para pagar haberes".

Desde el kirchnerista Frente para la Victoria, el candidato a diputado Horacio Viqueira entendió que la debacle a la que aludió la Presidenta se debe a que, "producto de los malos gobiernos provinciales que hemos tenido en los últimos años, Córdoba no ha sabido aprovechar la política nacional que favoreció al sector industrial. Quedaron muy vinculados al sector agropecuario y los grandes grupos económicos, sin atender la potencialidad de otros sectores más vinculados a la pequeña y mediana empresa", dijo Viqueira.

Por su parte, Liliana Olivero, candidata a diputada del Frente de Izquierda, culpó al PJ por esta situación. "Córdoba perdió industrias por las gestiones peronistas que subsidiaron a empresarios que se llevaron la plata al exterior. Mi propuesta es declarar la emergencia laboral", explicó Olivero.

Comentá la nota