Divide y reinarás

La intención del Intendente Pablo Bruera de 'privatizar' el servicio de cobro de las tasas por publividad y/o propaganda y ocupación del espacio público, será aprobado la semana próxima.
Sin embargo, la iniciativa de la gestión bruerista logró sus frutos y dividió a los trabajadores municipales. Mientras un sector perteneciente al Sindicato de Municipales acordó con la concejal Teresa Razzari la incorporación de las cláusulas que garanticen la fuente laboral y que continuarán trabajando como 'asesores' en el área de publicidad.

Del otro lado, y enfrentados quedaron los empleados enrolados en ATE con el apoyo de los trabajadores que cumplen funciones en ARBA, mantienen la férrea oposición al proyecto que anticipan sería el puntapié inicial para la privatización de todas las tareas vinculadas al cobro de tasas.

"Hoy ni fue a trabajar...no puedo mirar a mis compañeros a la cara porque siento que por miedo tuvieron que acordar algo que es perjudicial", señaló una empleada del área de Publicidad comunal.

Comentá la nota