Divide y reinarás

Divide y reinarás
Grondona dejó que los clubes discutan por la nueva torta y ya hay tiros. Si no acuerdan, decide él.
"Va a haber tiros. De eso no tengas dudas". La voz sale de un dirigente importante que lleva unos cuantos años participando de reuniones de Comité Ejecutivo, como la prevista para hoy a la tarde. El hombre no tiene certezas de cuán profundo se discutirá, pero ya hubo algunas charlas preliminares en las cuales quedó olor a pólvora. El tema: cómo se reparte la nueva torta, la plata que el Gobierno acordó darles a los clubes de fútbol.

Claro, desaparecido el viejo contrato con la TV, también lo hicieron las escalas según las cuales cobraban los clubes y es hora de rediscutir. ¿Qué hizo Julio Grondona? Anunció que reservará una caja chica (es una manera de decir para una suma que El Jefe pretende que ascienda a más de 100 millones) a manera de rescate, por si alguno no cumple, y que además se quedará con un porcentaje del total que pone el Gobierno (como hacía con los 14 millones de Fútbol de Primera). Y también habrá unos pesos para el Ascenso. El resto, muchachos, decídanlo ustedes. Y los buenos muchachos ya se están sacando los ojos. Hubo algunos encuentros previos, nada formal, y se plantearon discusiones básicamente por el segundo escalafón. A ver: salvo Independiente, el resto reconoce que el primer escalón es para los gigantes, Boca y River. Si se mantuvieran los proporcionales anteriores, recibirían unos 65 millones anuales de la TV contra unos 35 del Rojo, que no está de acuerdo con la diferencia y busca acercarse, aunque sin aval.

La gran pelea está por el segundo escalón, ése en el que están los equipos de Avellaneda más San Lorenzo y Vélez, y que acechan otros como, por ejemplo, Huracán, Lanús y Estudiantes. "A mí no me pueden venir con el argumento del gol del Chango Cárdenas. Las cosas cambiaron mucho en estos años. Hay instituciones que hace diez años no existían y hoy son modelo, mientras que otras supuestamente grandes fueron a concurso, descendieron y afrontan juicios o pedidos de quiebra", dijo un directivo de los que aspiran a ascender en la escala.

El clima que se respira no da para pensar en un acuerdo hoy y ni siquiera a largo plazo. ¿Cómo cobrarán los clubes? Un aproximado a cuenta de la cifra definitiva. Pero si tardan demasiado en ponerse de acuerdo, la mano de Grondona volverá a intervenir para tomar las decisiones que después tanto se le reprochan, aunque pocos se atrevan a decírselo en la cara. "La mayoría está horrorizada con la caja chica y otros piden ver el contrato, pero vamos a ver cuántos se lo dicen mañana (hoy)". Eso, vamos a ver...

Comentá la nota