Diversos reclamos en el barrio San Jacinto

En el marco de una reunión llevada adelante en la Sociedad de Fomento de San Jacinto, los vecinos renovaron sus reclamos en materia de salud, transporte, asfalto e iluminación. En tanto, el presidente de la institución, Jorge Navarro, lamentó que en los barrios se trabaje "como en islas" y aseguró que en el sector "aún no se hizo presente la gestión municipal". También cuestionó el proyecto del concejal oficialista Laserna, quien propone cambiar los estatutos de las asociaciones para garantizar la "democracia" y la "participación": "La falta de conocimiento lo deja en evidencia", disparó.
Al ser consultado sobre el encuentro realizado este domingo, el vecinalista dijo que se trató de una reunión "cordial, muy buena y que tuvo perfil de asamblea, en donde la gente pudo expresar sus quejas, sus broncas ya que, como en casi todos los barrios del Partido de General Pueyrredon, no vemos que se haga presente la gestión municipal".

Según detalló en declaraciones a FM 99.1, en dicha reunión se plantearon cuestiones relacionadas a "la intransitabilidad por el desastre que son las calles, el tema del transporte –el último colectivo pasa a las 22- y el de la salud, ya que estamos al pie de una montaña de basura que tiene 33 metros de alto desde hace 16 años, en donde se drenan absolutamente todos los líquidos hacia el mar, mientras que la unidad sanitaria no está funcionando como debería ser".

"La falta de iluminación en las calles fue otro de los reclamos de los participantes. Este barrio, en el que viven 1300 personas y que se va extendiendo día a día, está totalmente apagado; según el último censo que hicimos hay 63 lámparas apagadas en la vía pública", agregó.

En ese contexto, el vecinalista cuestionó que se está trabajando "como en islas, cuando en realidad estamos inmersos dentro de una estructura social que es la comunidad". "Los concejales y el mismo Intendente son empleados de la gente y tienen la obligación de trabajar para ella; y desde ahí deben proyectar todas las políticas sociales, de obras públicas, etcétera. Lamentablemente, hoy vemos que muchos aspectos se están dejando de lado, como por ejemplo cuando vemos que la Comisión de Derechos Humanos del Concejo se distrae por dos denuncias falsas que hicieron vecinas de San Jacinto en contra nuestro", reflejó en diálogo con la emisora local.

"Llenamos la sede de vecinos, con socios y no socios, y se decidió trabajar juntos para conseguir soluciones en el Concejo Deliberante. Ahora vamos a ver si el Dr. (Leandro) Laserna nos atiende", ironizó el fomentista, en relación al polémico proyecto que impulsa el edil oficialista con el objetivo de realizar modificaciones en los estatutos de las asociaciones para garantizar la "democracia" y la "participación".

Al respecto, Navarro estimó que la iniciativa obedece al "total desconocimiento de concejal, que lo deja claramente al descubierto". "Un empleado municipal como Laserna tendría que tener más conocimiento de cómo funcionan las instituciones sociales de base", apuntó.

"Por otro lado –continuó-, más allá de la postura política que tenga cada funcionario, es importante que a la población se llegue con un mensaje claro: los estatutos de las sociedades de fomento no pueden ni deben ser cambiados por el estado municipal; sólo se modifica a través de las asambleas de asociados y dentro de las propias instituciones civiles. La municipalidad puede sugerir algunos cambios pero, en tanto y en cuanto, la población de socios de esas sociedades estén de acuerdo. Ojalá el Dr. Laserna viviera en nuestro barrio y viera cómo funciona la asociación".

En otro orden, el fomentista reparó en la importancia de gestionar desde los barrios para llevar soluciones a las necesidades de los vecinos. "El peso ante el estado municipal es el de la gestión, porque el barrio que no tiene gestión tiene que estar a la espera de la llegada de un favor político", explicó.

"Tampoco nos olvidemos de que estamos en épocas electorales, momentos en los que mucha gente quiere quedar muy bien", admitió, al tiempo que insistió en que el Municipio "tiene la obligación moral y legal de asistir a todos los barrios de General Pueyrredon".

"En la sociedad de fomento de San Jacinto tenemos muy en claro que no le vamos a dar de comer pasto a ningún burro pero sí continuaremos en la línea de gestión que estamos", concluyó.

Comentá la nota