Diversos factores frenan la inversión privada en construcción de torresen la ciudad de Formosa

Un Código Urbanístico en pleno proceso de transformación, sumado a limitantes en el tamaño de los inmuebles a nivel local y la sobrevaluación de terrenos, afectan la inversión en la construcción de edificios en la ciudad de Formosa. Mientras a nivel regional, ciudades como Resistencia y Corrientes avanzan a pasos agigantados en materia edilicia, inmobiliaria y laboral, en nuestra capital una serie de factores desaniman la inversión en un panorama clave para el desarrollo urbano.
Claudia Nora Alloi, titular del colegio de Arquitectos de la provincia de Formosa, habló en Radio Uno Formosa sobre el grado de avance del nuevo Código Urbanístico de Formosa, y en qué medida vienen dándose las inversiones en infraestructura edilicia privada ante un contexto legal particular en la ciudad.

Actualmente, en ciudades cercanas como Corrientes y Resistencia, la construcción de torres de edificios está en plena expansión, modernizando a la ciudad y aportando fuertes inversiones que movilizan el circuito económico de estos sitios. En Formosa, habría obras que están esperando autorización y muchos inversores que averiguan mucho ante la factibilidad de invertir o no en esta capital provincial. "Muchos colegas han venido al colegio de Arquitectos a consultar este tema, y si bien el código vigente data del año 1978, fue redactado para la Formosa de esa época pero a su vez se fueron sacando ordenanzas como para ir actualizando la norma.

Es cierto, en Resistencia y en Corrientes se están construyendo edificios, pero son edificios de seis u ocho pisos como máximo y según el criterio y análisis que hago del código vigente y que lo acabo de hacer con un colega acá en Formosa también, lo que pasa es que un edificio en torre de unos quince pisos en un terreno de 10 por 20 metros no lo vas a poder hacer, y ni en Corrientes ni en Resistencia se podría hacer en esas condiciones, lo que pasa es que con un poco de criterio y de buena voluntad y poniendo a funcionar bien las neuronas, creo que se pueden hacer cosas muy lindas aquí en Formosa" dijo la arquitecta Alloi.

Normas rígidas y la

inversión en bienes raíces

Ante las versiones de que el Código Urbanístico actual es muy rígido que no permitiría desarrollar distintos emprendimientos urbanísticos como ocurre sí en otras ciudades cercanas de la región, Alloi significó: "Permanentemente hay colegas que vienen a consultar sobre este tema en el Colegio de Arquitectos, y ahí estudiamos el código, porque muchos hablan del nuevo código y los talleres participativos que se hicieron y donde acudieron muchísimos profesionales, también asistió mucha gente de todos los sectores de la comunidad y ahí se consensuaron ciertas normas, ciertos criterios a seguir, que no tienen nada que ver con lo que está ahora vigente, pero que es mucho más rígido, y eso es lo que a mi entender estoy viendo".

"Por ejemplo lo nuevo que se consensuó ahora, y esto se abordó entre todos, porque incluso estuve presente como vicepresidente del Colegio en ese entonces, además de representantes de la Cámara de Comercio, los inmobiliarios, entre otros varios sectores, y allí se acordó que el único lugar donde se van a poder hacer edificios de quince pisos o de más de quince pisos, es en la zona de la costanera, pero que va a tener que tener una envolvente, y eso significa un espacio que rodea a la torre, de unos cinco metros de cada lado y ello implica que tenés que tener por lo menos un terreno de veinte metros de frente y esa es una de las cuestiones" explicó la titular del Colegio de Arquitectos.

Especulación inmobiliaria

Asimismo, estimó que en cuanto al valor de los inmuebles, hay distorsiones que afectan la inversión: "Otra de las cuestiones, ahora por ejemplo, se pueden construir edificios –siempre hablando de terrenos de proporciones generosas- y mucha gente quiere especular con eso porque creo que el valor de la tierra en Formosa está muy sobrevaluado, y creo que tiene que ver con eso.

La gente que paga muchísima plata por un terreno de 10 por 20, quiere hacer valer lo que va a poner arriba y creo que viene también por eso. La especulación inmobiliaria acá también es muy fuerte, entonces una persona que viene a invertir en un terreno de 10 por 20 en el centro y quiere hacer una torre ahí arriba, y no lo va a poder hacer, ni ahora ni más adelante", consideró .

Mazó: "El nuevo CU es un plan estratégico de desarrollo ambiental de la ciudad"

El Coordinador de la Unidad Ejecutiva Municipal, José Mazó, indicó que la elaboración de un nuevo Código Urbanístico permitirá "desarrollar una modernización en la construcción de edificios en la capital formoseña".

En Formosa todavía se rigen las construcciones de edificios en base a un Código Urbanístico que hoy en día sería obsoleto tras el avance que ha tendido la ciudad.

Dicho código urbanístico no permite construcciones de más de 10 metros de altura, y al ser consultado Mazó qué se está haciendo para que la ciudad tenga un código más acorde a las exigencias y necesidades actuales comentó: "A partir de la decisión política llevada adelante hay distintos planes estratégicos para desarrollar la ciudad, parte de ella es garantizar la distribución de agua potable, las cloacas etc., es por ello que Formosa fue postergando muchas cosas, y este plan urbanístico ambiental se está llevando adelante, y allí se va a actualizar".

Comparación

En la capital del Chaco hay más de 40 edificios de más de 20 pisos de altura, lo que significarían unos 2000 departamentos, situación que en Formosa no se puede realizar por el Código Urbanístico vigente, el que no permite construcciones de dicha envergadura.

Aunque dicha situación sería revertida cuando esté listo el nuevo Código Urbanístico Ambiental mencionado por Mazó. "Pretendemos que el código esté lo antes posible, estamos trabajando con distintos talleres de diferentes actores sociales para ello".

Convenio

Al abordar el convenio celebrado con la comuna capitalina, Alloi expresó: "Nosotros con la Municipalidad de Formosa hemos firmado un convenio de colaboración por el cual el municipio incorporó profesionales que están trabajando para cerrar antes de fin de año el nuevo código.

Uno de los inconvenientes en que nos vimos fue ése, nos dimos cuenta que lo que se había consensuado es mucho más estricto que lo que está vigente ahora, en algunos aspectos, y ahora estamos analizando qué poder de vinculación tienen esos talleres con la redacción de este nuevo código".

Por otro lado, significó que "se quiere hacer una cosa bien, coherente, y es lo que va a normar la edificación en la ciudad por lo menos en 20 o 30 años en adelante. Las arquitectas, entre las que me incluyo, permanentemente estamos consultando sobre el tema, recientemente hicimos una reunión entre los profesionales, incluidos ingenieros y maestros mayores de obra que también opinaron, y todos están muy interesados.

Por ahí creo que silenciosamente estamos llevando adelante ese trabajo que tenemos que terminarlo sí o sí antes de fin de año.

Por lo menos la redacción inicial tendría que estar a mediados de noviembre, para después elevarlo otra vez al consenso porque esa es la indicación que tenemos y para acordar nuevamente el texto definitivo", indicó por último la presidente del Colegio de Arquitectos de Formosa.

Consultas de inversores

Ante la consulta de si hay interés de inversores en adquirir inmuebles en Formosa, explicó que "Ahora recién se está dando en Formosa esto, y hará cosa de dos meses que vienen a consultar acá al Colegio sobre esos temas.

En general son profesionales que tienen sus clientes de los que resguardan sus nombres".

Ejemplificando una situación de un terreno de 20 por 30 metros en algún punto de la ciudad y la intención de un edificio de diez pisos,

Alloi indicó que actualmente "sobre avenidas, hoy se puede hacer; sobre calles secundarias, dependerá de la zona en que esté, en la zona residencial uno, o en el área central, y los profesionales saben eso, lo que creo es que muchos de ellos no agarraron en serio el Código Urbanístico vigente y le encontraron más las trabas que los beneficios que tiene".

Qué ocurre en la inversión en edificios a nivel regional

Mientras Formosa retrasa su desarrollo arquitectónico, ciudades cercanas avanzan a paso firme en el desarrollo de infraestructura.

Es el caso de Resistencia que se transforma, ya que su paisaje crece para arriba con 40 nuevos edificios.

Desde hace unos siete años el crecimiento de los emprendimientos inmobiliarios privados cambió sustancialmente el paisaje de Resistencia y muchas capitales provinciales, que aportaron una inversión de 215 millones de pesos en sólo siete años en la construcción de 40 nuevos edificios -con aproximadamente de 2.400 departamentos-, que captaron el ahorro de familias y empresas que habían abandonado los bancos, espantados por la crisis del corralito financiero.

La capital del Chaco fue también reflejo de esta dinámica, pero con el impacto singular de una ciudad, hasta entonces, casi sin edificios en su paisaje urbano, al menos en la proporción de capitales vecinas y en la misma dimensión de una ciudad de más de 400.000 habitantes.

El cambio de este paisaje en esta ciudad chaqueña en los últimos años es realmente sorprendente, tanto si se la pondera en unidades, en metros cuadrados o en dinero invertido.

Comentá la nota