Se disuelve la mixta vial y no se sabe quién terminará las obras

Las empresas de Vial Río Cuarto decidieron ponerle punto final al emprendimiento. Los $ 15 millones de deuda y la decisión de llamar a licitación figuran entre las causas. Hay 14 frentes paralizados
Los empresarios integrantes de la mixta Vial Río Cuarto han decidido ponerle fin a la sociedad en cuestión, con lo cual se abre un panorama de incertidumbre respecto de quién concluirá con los 14 frentes de obras públicas que están hoy paralizados.

Si bien el Municipio acordó con la mixta vial la continuidad de los trabajos de pavimentación en el barrio Roque Sáenz Peña, a partir de la liberación de $ 2,5 millones, la intención es que el contrato pase directamente a la empresa Marinelli.

El monto total de esa obra asciende a $ 9,3 millones y es financiada con fondos nacionales.

Pero el Municipio le debe a Vial Río Cuarto $ 15 millones y los empresarios quieren cobrar esa deuda.

Se trata de la inversión hecha en 14 frentes de obras que hoy se encuentran paralizados a raíz de la falta de fondos.

La decisión de disolver la mixta vial se basa, además, en el hecho de que el mismo intendente Juan Jure anunció ante los concejales que, de ahora en más, las obras públicas se harán por licitación.

Por administración propia, el Municipio decidió reactivar los trabajos vinculados con la remodelación de la avenida Marcelo T. de Alvear. Pero el resto de los frentes se encuentra paralizado.

La mixta vial se creó durante la gestión de Benigno Rins para encarar las distintas obras públicas. Hoy Jure quiere llamar a licitación pública.

La decisión política se tomó para evitar denuncias por sobreprecios, tal como ocurrió durante el gobierno anterior, y garantizar así la transparencia del proceso.

La mixta decidió paralizar 14 frentes de obras en virtud de la deuda de $ 15 millones por parte de la administración municipal.

"Hace rato que la mixta tiene certificado de defunción. Los socios estamos convencidos de que hay que cerrarla, porque ya no tiene sentido. El mismo intendente (Juan Jure) fue quien expresó que de ahora en más se llamará a licitación", dijeron ayer a PUNTAL fuentes vinculadas con la citada empresa mixta.

Y acotaron: "Mantener vigente la mixta vial implica una erogación importante todos los meses que, en este contexto, no tiene razón de ser".

"El Municipio le debe a la empresa mixta 15 millones de pesos por obras ya concluidas y otras que quedaron inconclusas. Hasta que no se resuelva el tema de la deuda, las obras van a quedar paralizadas", señalaron.

Y ejemplificaron: "Esos frentes de obras se encuentran en Banda Norte, el oeste, barrio Cispren y Fénix".

También explicaron que "en relación con el pavimento de Roque Sáenz Peña, la idea es transferir el contrato directamente a la empresa Marinelli y evitar así que continúe la mixta".

Mientras se esperan más fondos, el intendente Jure planea hacer obras de gas natural y cloacas para los riocuartenses a los que no les ha llegado aún esos servicios.

En ese sentido, ya se lanzó un plan para hacer cloacas a través del Ente Municipal de Obras Sanitarias (Emos).

Por ejemplo, ya se abrieron los sobres para llevar la red al barrio Agustín Tosco. Ofertaron seis empresas.

Además, es inminente una obra de agua potable en el barrio Obrero, que llevará el servicio a unas 30 familias.

Comentá la nota