La distribución interna de los fondos, tema de campaña electoral

Sectores políticos oficialistas y opositores confiaron a Riojavirtual que, de cara al proceso electoral que se avecina, los candidatos a diputados provinciales y a concejales reclamarán durante sus campañas la necesidad de sancionar una ley de coparticipación municipal de los recursos, como parte de su estrategia electoral. En las últimas semanas, los dos principales distritos -Capital y Chilecito- tuvieron que recurrir a la Nación para financiar obras y el gasto salarial. Un tema esquivo para el gobierno.
Aunque los contenidos de las propuestas políticas de los candidatos nunca fueron demasiado importantes para un electorado generalmente chato, que vota siguiendo una costumbre o un rostro determinado, en esta oportunidad son varios los aspirantes a diputados provinciales y concejales que utilizarán como principal eje de campaña el reclamo por una ley de coparticipación municipal.

De hecho, varios "futuros" aspirantes a competir por una banca en la Legislatura o en los Concejos Deliberante de capital e interior, ya le adelantaron a Riojavirtual que pondrán esa propuesta como premisa, aduciendo que las Intendencias no pueden continuar siendo "rehenes" de las decisiones que de modo antojadizo toma el gobierno provincial a la hora de asignar recursos.

El reclamo no es nuevo. Viene de hace por lo menos dos décadas, sin que ningún gobierno (todos justicialistas) haya sido capaz de afrontarlo y resolverlo. De hecho, está claro que ningún gobernador está dispuesto a coparticipar con los jefes comunales los ingresos fiscales provinciales y nacionales que alimentan la "caja" estatal.

Por ahora, el quintelismo es el único sector interno del PJ que sigue reclamando casi a viva voz una ley de coparticipación que ponga blanco sobre negro y acabe con los famosos "acuerdos institucionales" entre provincia y municipios. Pero desde marzo en adelante, serán varios mas -dentro y fuera del oficialismo- los que se sumen al reclamo y hagan campaña con esa propuesta.

En ese contexto, esta semana el concejal quintelista Luis Tello remarcó la necesidad de la coparticipación municipal como “herramienta para que el intendente pueda llegar con obras y servcios a los distintos barrios”.

Tello reconoció que aún hay falencias en materias de servicios y las quejas que reciben de distintos sectores de la capital. Tal es el caso de la zona sur de la ciudad que muestra falencias en el servicio de recolección de residuos. Y adjudicó ese problema a la falta de recursos que padece el municipio.

Allí remarcó el imponente crecimiento demográfico de zona sur donde viven aproximadamente 18 mil personas que requieren servicios. “Hay que rever la situación para que la gente pueda vivir mejor”, sostuvo.

En este sentido, indicó que “vamos a pregonar como bandera la ley de coparticipación municipal. Es la herramienta justa para que el intendente pueda llegar con obras y servicios a los distintos barrios”.

En lo que va del año, los dos principales distritos -Capital y Chilecito- tuvieron que recurrir a la Nación para financiar obras y el gasto salarial. El capitalino Ricardo Quintela obtuvo financiamiento por mas de 100 millones de pesos y el chileciteño Lázaro Fonzalida logró recursos para obras valiosas como la Avenida de Circunvalación, veredas y cordones cuneta, entre otras.

Incluso Fonzalida debió recurrir a la Nación para conseguir unos 100 mil pesos "extras" mensuales y poder afrontar el pago de los ascensos (recategorizaciones) que había heredado de la gestión de Fernando Rejal y que, por falta de recursos, no se había podido concretar.

Esa situación había provocado que el gremio municipal de ATE mantuviese un paro total que duró varios meses, hasta que Fonzalida consiguió en la Nación los fondos que no le dieron en la provincia.

Desde este mes, unos 500 trabajadores municipales chileciteños pudieron cobrar por primera vez su nuevo salario recategorizado y no ocultaron su satisfacción con la gestión del intendente, luego que el combativo ATE de Normando Ocampo decidió el levantamiento de la medida de fuerza.

Comentá la nota