En distintos barrios le claman a Absa por la baja presión: “Sale un hilo de agua”

En distintos barrios le claman a Absa por la baja presión: “Sale un hilo de agua”

Desde amplios sectores del casco céntrico se quejaron por el escaso líquido que sale de las canillas. Bronca, preocupación y angustia

El 35% por ciento de los reclamos que se reciben por las fallas del servicio de agua potable tienen que ver con la baja presión, según un relevamiento encarado, meses atrás, en el Concejo Deliberante local. Con ese porcentaje, encabeza el ranking de las quejas vecinales contra Absa, seguido por las canillas directamente secas y las filtraciones en la vía pública.

Esa estadística volvió a reflejarse ayer, cuando desde diferentes barrios platenses, los vecinos clamaron por la escasa presión con que el agua salía de las canillas.

“Cuándo habrá alguien (de Absa) que nos dé una explicación; cuándo vamos a tener el servicio de agua acorde a lo que pagamos”, disparó Dora, una vecina de calle 16 entre 63 y 64 que denunció: “Desde el lunes no tenemos presión. No tenemos ni para ir al baño”.

No fue la única. Samuel Rodríguez se comunicó desde la zona de calle 56 entre 9 y 10, donde, según dijo, ayer no salía una gota. “Ya van tres semanas que durante dos días no dejan sin servicio”, comentó.

Un situación similar describieron frentistas de 4 y 519, en Ringuelet. Contaron que cada vez que esto sucede la vida cotidiana se convierte en un catálogo de penurias. “No podemos usar los sanitarios, ni bañarnos, ni cocinar. Tenemos que comprar agua envasada para tomar, pero no hay bolsillo que aguante”, se quejó Rodrigo.

En Barrio Hipódromo estaban igual. Allí el trauma fue por la baja presión. “Sale un hilito de las canillas, no se puede hacer nada”, describieron.

A través del WhatsApp de EL DIA, otra vecina, de 58 y 10, describió que “estamos con problemas de agua hace varios días; tengo dos tanques y no llegan a llenarse”.

ALUVIÓN DE QUEJAS

Esta semana los reclamos fueron recurrentes. El martes, Fabiana, vecina de 1 y 44, relató con preocupación y bronca: “Estamos sin agua desde el sábado porque se quemó una bomba en la zona del Bosque y recién repondrán el servicio el viernes”.

En la misma línea, Patricia, de 117 entre 65 y 66, indicó que pudo comunicarse con la empresa prestataria y le dijeron lo mismo: “Me informaron que recién el viernes lo van a solucionar. Hay una bomba rota en 120 y 50”.

María Gabriela, de 26 y 72, se quejó de la situación y expresó: “Tengo cuatro reclamos hechos a Absa. Para cobrar las facturas y aumentar las tarifas son rápidos, pero no resuelven los problemas de los usuarios”.

Otra área afectada era Parque Saavedra. Patricia, de 68 entre 9 y 10, dijo: “Otra vez con poca agua durante el día y a la noche sin presión para cargar el tanque. Esto sucede tres veces por semana. Un desastre ABSA”.

Comentá la nota