Las distintas opciones que ofrece la laguna Don Tomás para el verano.

La máxima del día de ayer se registró a las 17 con 31 grados, motivo por el cual muchas personas optaron por las distintas alternativas que ofrece la laguna, siendo la pileta la más requerida.
El empleado municipal José de la Cruz Silva, es hace ocho años el encargado del natatorio que temporada tras temporada aumenta el número de asistentes. Según el trabajador, la afluencia de público en este año que recién comienza ha superado las expectativas. "Por suerte, este verano se viene con todo. El año pasado estuvo medio flojo porque el clima estaba muy inestable y no ayudó mucho".

Silva relató que el incremento se debe, además del buen tiempo, al aumento en el número de turistas de paso que viajan hacia el sur y que acampan en el camping municipal. "Este año he visto más turistas que nunca. La gente que para en el camping, se acerca y aprovecha de la pileta. Además el sábado con el dakar tuvimos un récord de asistentes a la pileta, hubo 900 personas y hoy tenemos la misma cantidad", relató José.

El natatorio municipal se encuentra abierto al público de martes a domingo de las 14.30 a las 20, y los lunes permanece cerrado por mantenimiento. Los requisitos para ingresar son una revisión médica básica de pies y axilas, por los hongos, y de cabeza, por los piojos y se debe pagar una entrada de un peso con cincuenta para los mayores y de un peso para los menores.

La encargada de llevar a cabo los controles médicos es una enfermera de sobrenombre "Coqui" quien está de martes a domingos para el examen de los ingresantes. Para la empleada la problemática más grave que se da entre los niños es el de los piojos que aumenta en esta época del año. "Y no hay que tener vergüenza de tenerlo, el piojo es común y yo cuando veo a un niño con este problema le digo a la madre que se siente con su hijo y le saque uno por uno. Lo que pasa es que las mamas no los controlan como deberían", sentenció.

La enfermera relató además que cuando se detecta a un niño con piojos se le prohíbe el ingreso al natatorio, y que en temporadas anteriores, en estos casos, se le otorgaba de manera gratuita un champú contra el mal, pero que este año por falta de presupuesto no se ofrecen más.

La pileta municipal cuenta con cinco guardavidas que vigilan la pileta de manera simultánea, además hay dos policías por fin de semana. Ariel Lobato, es uno de los guardavidas quien lleva cinco años trabajando en el cuidado de los concurrentes. Para el empleado el clima que se vive en la pileta es muy bueno, ya que la mayor parte de los asistentes son familias. Respecto al comportamiento de los niños y los jóvenes dijo que en muchas ocasiones se empujan y juegan y que por este motivo siempre debe estar atento a que no ocurran accidentes: "Por fortuna, hasta el momento no se han registrado incidentes, como sí ha pasado años anteriores", aclaró el empleado.

Para los más pequeños se encuentra en funcionamiento la calesita, cuyo encargado es Néstor desde hace ocho años. Según el trabajador los días domingos, a pesar del calor se acercan muchos niños con sus familias que aprovechan a tomar mate mientras los más pequeños juegan en el entretenimiento infantil. En el verano, la calesita funciona de lunes a viernes de 14.30 a 20 y los sábados y domingos de 15 a 20.30. Los demás entretenimientos que se encontraban en el parque como el barco "El Salitrero" y el trencito "El Puelchito" están fuera de funcionamiento por estar rotos.

Comentá la nota