Distintas lecturas oficialistas sobre la crisis

Mansilla considera que la salida de Kirchner cambia el panorama; Edmundo Jiménez, no.
Las consecuencias de la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del Partido Justicialista (PJ) fue mesurada en distinta forma por dos referentes peronistas tucumanos. Mientras que el presidente subrogante de la Legislatura y senador electo, Sergio Mansilla, estimó que podrían manifestarse cambios en la estructura del partido, el secretario general del PJ local y ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, desechó que algo fuera a cambiar.

"La renuncia de Kirchner cambia el panorama con el cual se venía moviendo hasta ahora el PJ, pero hay que esperar", afirmó Mansilla. El reemplazante del vicegobernador, Juan Manzur (en uso de licencia debido a su asunción como ministro de Salud de la Nación), elogió el desempeño de la actual diputada -y senadora electa- Beatriz Rojkés de Alperovich, en la conducción del PJ local, y deslizó que podría tener mayor incumbencia en la gestión nacional de esa fuerza. "La compañera no pudo participar de la reunión en el tema partidario nacional pero seguramente la semana que viene tendremos novedades. No habiendo cuestiones electorales en corto plazo, vamos a tener otro panorama en la Argentina y sobre todo en el PJ. Y espero que al partido se le dé más movimiento: eso quieren todos los sectores", dijo.

Sin modificaciones

"El PJ tucumano está organizado y trabajando con toda normalidad, la renuncia de Kirchner y la asunción de Scioli no modificarán en nada la estructura del PJ local ni del nacional. Y tampoco se perjudicarán las funciones que viene cumpliendo Rojkés", afirmó Jiménez. El titular de la cartera política del Gobierno provincial prefirió no calificar el corrimiento en la cabeza del partido. "Es una sucesión legal que se dio porque al renunciar el presidente tiene que asumir el vicepresidente, que era Scioli", dijo.

Jiménez hizo hincapié en la necesidad de separar la dinámica interna del PJ de aquellas que se manifiestan en el Gobierno nacional. Sobre todo, a partir de la convocatoria de Scioli a los gobernadores peronistas. "El partido abarca a todos los peronistas; y, en este sentido, el presidente actual consideró que debe reunirse con aquellos integrantes del justicialismo que cumplen ciertas funciones. Este hecho no genera una actitud que pueda tener incidencia en la política nacional", aclaró.

Comentá la nota