Un año distinguido por hechos político-judiciales

Entre los hechos más importantes ocurridos en Neuquén durante el 2008, se destacan la condena a represores por violaciones a los derechos humanos, la sentencia contra Poblete por el caso Fuentealba, y la renovación de la Corte provincial. Otros temas importantes: la renegociación de los contratos petroleros, y el lanzamiento de la licitación para Chihuido I.
La renegociación de los contratos petroleros, la condena al policía Darío Poblete por el asesinato del maestro Carlos Fuentealba, el fenómeno de las tomas y la alta conflictividad por los reclamos gremiales fueron los temas que marcaron la vida política y social de los neuquinos durante el 2008.

Fue un año difícil para el nuevo gobierno de Jorge Sapag, según el propio gobernador se encargo de destacar. Desde el inicio, Sapag anticipó que debería manejarse con cautela debido al frágil equilibrio económico y financiero por el que atravesaba la provincia. Austeridad en los gastos y pedidos de paciencia a los reclamos que hicieron los sindicatos estatales fueron los ejes de la nueva administración sin saber que unos meses después, la crisis internacional terminaría golpeando con fuerza al país y a la provincia.

En ese contexto se llevaron a cabo las renegociaciones de los contratos con las petroleras que operan en la cuenca neuquina, trámite que no resultó fácil y que mereció intensos debates entre el oficialismo y la oposición en la Legislatura neuquina.

Los contratos petroleros

La petrolera YPF accedió a pagar casi 200.000.000 de dólares en cuotas a cambio de renovar por 10 años la concesión en ocho áreas en las que opera.

Pluspetrol acordó por 43.500.000 dólares para renovar la concesión en cinco áreas. Y Petrobras, la estatal brasileña, aportó 19.000.000 de dólares.

Fueron las tres empresas que suscribieron nuevos contratos con el gobierno neuquino, y el punto en común que tuvo esta negociación fue el acuerdo para que las petroleras aportaran tres puntos de canon extra sobre las regalías de lo que se extraiga de los yacimientos concesionados, lo que en la práctica eleva el porcentaje por este rubro al 15 por ciento.

Aumentos salariales

El gobierno de Jorge Sapag apostó a este acuerdo como una forma de encontrar oxígeno a la complicada situación de la provincia. En ese contexto, y casi en forma paralela se abrió una instancia de negociación con los gremios que representan a los empleados de la administración pública. Si bien en los primeros meses de gestión se acordó un incremento de 25 por ciento, los sindicatos aceptaron esa oferta, pero advirtieron que seguirían reclamando al asegurar que la inflación nacional haría que cualquier aumento fuera insuficiente con el correr de los meses.

La crisis externa y la desaceleración de la economía dieron un argumento importante al gobierno para no acceder a esos pedidos. Fue así que el gobierno postergó toda negociación para los primeros meses de 2009. Igual se pasó de una masa salarial de 1.600 millones de pesos, a una de 3.200 millones.

Un contexto similar, aunque con mayor virulencia gremial, fue el que tuvo que sobrellevar el intendente de Neuquén Capital, Martín Farizano. Lo que empezó con un pedido de aumento salarial terminó en una conflictiva espiral de agresiones y acciones directas que puso en jaque a la Municipalidad durante casi 2 meses.

Un acuerdo con el gremio por mucho menos de lo que se reclamaba, puso fin a un conflicto que mantuvo en jaque al principal municipio de la provincia.

Eternas tomas

Las usurpaciones de terrenos volvieron a hacerse presente este año, pero con más intensidad. El fenómeno, que volvió a desnudar el déficit habitacional que hay en la provincia, tuvo un punto de inflexión en la toma de tierras en el barrio Confluencia a mediados del mes de octubre, donde se registraron episodios de extrema violencia y obligó tanto al gobierno provincial y municipal, como la oposición, a acordar políticas en común para el lanzamiento de loteos y planes de vivienda.

Una vez más, el hecho generó una fuerte polémica en la ciudad, ya que en el caso de Confluencia y en otras usurpaciones posteriores, los ocupantes lograron el objetivo que perseguían: apropiarse de los terrenos que habían usurpado.

A partir de estos episodios, la legislatura neuquina aprobó la declaración de emergencia habitacional en todo el territorio neuquino.

Chihuido I

Después de largos años de gestiones y reclamos que terminaron en la nada, el gobierno neuquino finalmente consiguió el aval nacional para la construcción de la represa multipropósito Chihuido I.

El 26 de junio la presidenta Cristina Fernández firmó la licitación de obras que darán inicio a la construcción de una represa que generará 474 megawats de energía eléctrica para Neuquén y la red nacional.

Se trata de un viejo anhelo, ya que la represa no solamente producirá energía sino que también permitirá la regulación del Río Neuquén, un peligro constante por las crecidas extraordinarias. El financiamiento de la obra superará los 900 millones de dólares. En un contexto internacional complicado, será difícil conseguir esa suma, y no se descartaba que el Estado nacional haga un aporte directo. Se sabrá después de mayo del nuevo año.

Justicia

En el ámbito judicial, la renovación de vocales del Tribunal Superior de Justicia también fue un hecho destacado del año.

El proceso comenzó con la decisión de iniciar un juicio político por mal desempeño de sus funciones a tres miembros del máximo órgano judicial: Eduardo Badano, Roberto Fernández y Jorge Sommariva. Los dos últimos renunciaron y se acogieron a la jubilación, mientras que Badano afrontó el juicio político que finalmente terminó en su destitución.

Las tres vacantes que quedaron libres fueron ocupadas por los jueces Guillermo Labate, Graciela Martínez de Covalán y Oscar Massei.

Condena por Fuentealba

El 8 de julio de, la sociedad neuquina recibió una de las noticias más destacadas del año: la condena al policía Darío Poblete, por el crimen del maestro Carlos Fuentealba. Fue un hecho judicial y político importante, después de los violentos sucesos ocurridos en Arroyito cuando la Policía intentó evitar un corte de rutas por parte de los maestros y terminó reprimiendo a los manifestantes.

La Justicia encontró penalmente responsable a Poblete por la muerte del docente y lo condenó a prisión perpetua. Se trata de la primera parte de la causa que se inició a raíz de la muerte de Fuentealba, ya que el gremio docente ATEN, pretende enjuiciar al ex gobernador Jorge Sobisch, a quien responsabiliza de ser el autor intelectual del crimen. Sin embargo, el año terminó con una señal judicial en contrario, ya que el juez Cristian Piana rechazó un pedido de la querella para indagar al ex gobernador, y anticipó de esa manera como inminente el envío a juicio de la causa.

Militares

Otro hecho destacado en la órbita de la Justicia fue el histórico juicio que se le inició a ocho de los principales ex jefes militares que participaron activamente en el centro clandestino de detención denominado “La Escuelita”, en cercanías del Batallón de Ingenieros de Construcciones en la capital neuquina, entre 1976 y 1979. Los represores fueron condenados a penas efectivas que van desde 7 a 25 años de prisión, por hallarlos culpables de los delitos de secuestro, robo, coacción, asociación ilícita y aplicación de tormentos.

Las máximas condenas recayeron sobre el ex jefe del batallón militar de Neuquén, general Enrique Braulio Olea; y los ex jefes de inteligencia de esa unidad, Mario Alberto Gómez Arenas; y del Comando de la Sexta Brigada, Oscar Reinhold.

Al ex jefe de personal del Comando de Brigada Luis Alberto Farías Barrera lo condenaron a 22 años, a los ex oficiales de inteligencia Jorge Molina Escurra y Adolfo San Martín a 21 años de cárcel; y al ex médico militar Hilarión de la Pas Sosa a 20 años acusados de delitos de lesa humanidad.

Al ex suboficial de inteligencia Francisco Oviedo lo condenaron a siete años de prisión por un caso de privación ilegal de la libertad.

El juicio oral y público que se llevó a cabo en el Tribunal Oral Federal de Neuquén comenzó el 20 de agosto y culminó a mediados de diciembre con la lectura de la sentencia, aunque resta la difusión de los fundamentos, que se hará en febrero de 2009.

Comentá la nota