Disputa política por el presupuesto municipal

Amaya remitió el cálculo de gastos de 2009 el 14 de octubre, pero los concejales resolvieron no tratarlo hasta abril del año próximo.
Ni en la intendencia, ni en el Concejo Deliberante quieren admitirlo en público, pero en voz baja aseguran que entre ambos sectores hay una puja política por las partidas que se asignaron en el presupuesto 2009. Esa es la razón fundamental de la decisión de los concejales oficialistas de de la capital de postergar el tratamiento del proyecto hasta abril o mayo del año próximo.

El intendente, Domingo Amaya, envió el proyecto de presupuesto el 14 de octubre. Ese día ingresó por mesa de entradas del Concejo Deliberante una carpeta con 84 fojas en las que figura el nivel de gastos del municipio para 2009. La pelea política adquirió relevancia sobre todo porque se trata de un año electoral en el que estarán en juego mucho más que las siete bancas al Congreso de la Nación (cuatro de diputados nacionales y tres de senadores).

Cada año, al momento de debatir el manejo de los fondos públicos, hubo rispideces entre la intendencia y los ediles. Ahora la disputa apunta al monto fijado para los gastos discrecionales, que figuran en la partida de bienes y servicios no personales (012). En este ítem, la intendencia subió las cifras: de $ 19 millones en 2008, pretende elevar a un total de $ 25 millones, lo que implica un aumento de $ 6 millones; es decir un 31,5% más (Ver “Algunas cifras”).

En cambio, el monto fijado para el funcionamiento del Concejo Deliberante se mantiene en igual cifra que este año con $ 25,5 millones. Por esa razón, los ediles prefieren congelar la discusión del presupuesto para negociar una mejora en el presupuesto del cuerpo. Algunos concejales deslizaron que la intención es frenar el tratamiento de las partidas hasta abril o mayo de 2009.

El proyecto de presupuesto 2009 está en manos de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante. Pero la mayoría de los ediles ya tiene una copia. Sin embargo, la postergación del debate es una decisión política que tomó el oficialismo y que también avaló la oposición.

Sin dictamen

El titular de la comisión de Hacienda, José Franco (PJ), dijo que el presupuesto todavía no tiene dictamen. “No ha terminado el análisis de la comisión”, dijo.

El radical José Luis Avignone, por su parte, se refirió a los vaivenes de la economía y a la incertidumbre que provoca la crisis financiera mundial. “Creo que ha primado ese criterio por la situación que de inestabilidad que se vive desde el punto de vista financiero -dijo-. Hay que postergarlo hasta que se calmen las aguas, porque no han contemplado esta situación y podría haber un desfase considerable”, afirmó. El edil Claudio Viña (FR), integrante de la comisión de Hacienda, dijo que no conoce los motivos. “Sorprende que el presupuesto 2009 no tenga dictamen, porque hay otros dos proyectos que entraron a última hora y en una celerísima reunión de comisión salió el dictamen”, explicó en referencia a la idea del municipio de bajar algunas tasas (ver “).

Comentá la nota