La disputa de los modelos y las Contradicciones en la recaudación

Concluido el primer mes del año, se repiten -una y otra vez- las discusiones en torno al futuro de corto y mediano plazo del país y la provincia. De lo que se habla, en términos básicos, es de la gestión pública, la relación con el sector privado-productivo y, claro está, de los proyectos políticos (partidarios e individuales) que empiezan a construirse con vistas al 2011.
Sería inocente no pensar que este año será, según lo marcan las propias circunstancias, un año de definiciones. Argentina empezó, paulatinamente, a acentuar su discusión sobre un modelo de país que no admite, al menos en la superficialidad, tonos grises. Pasó con las retenciones móviles, se repitió con la repatriación de los fondos de las AFPJ y la nueva Ley de Medios y vuelve a suceder con la constitución del Fondo del Bicentenario.

No hay margen para los titubeos: se está de un lado ó se está del otro Así de sencillo.

Algunos comentaristas mediáticos reducen esta polarización a la disputa de dos modelos de país. Uno más vinculado a un progresismo moderado liderado por el matrimonio Kirchner y otro constituido por una derecha conservadora, entre los que están Mauricio Macri, Julio Cobos, y Elisa Carrió, quienes capitalizan el discurso de la aparente renovación.

Esta discusión no es menor, porque incide en la realidad cotidiana de las provincias, por más aburrida que la temática resulte al oído del ciudadano común. Nadie está afuera, por más que lo desee. La fragmentación a la cual se hace referencia llegó a un estadio tal que es difícil pensar, por ejemplo, en términos de distritos neutrales. Si analizamos la situación local, Jujuy tomó una posición clara en este sentido, y las declaraciones realizadas por el propio gobernador, Walter Barrionuevo, en apoyo al Fondo del Bicentenario dan muestras de esa alineación. Luego lo siguieron otros mandatarios en igual sintonía.

Ahora bien, esa evidente disociación política también lleva a interpretaciones parciales en temas de especial sensibilidad. Un caso específico es la situación financiera de las provincias y el estado de sus recaudaciones fiscales. Según informes de consultoras privadas, la recaudación en todos los distritos del país en el 2009 subió, en promedio, un 17% valor que refleja el mejoramiento de la actividad económica;dato que el gobierno se encarga, con todo derecho, de exhibir y vanagloriarse. El manejo de algunos ítems estructurales y una decisión contundente de reforzar el gasto público como herramienta de inclusión social, se contrapone -por ejemplo- con recetas de ajuste y moderación sugeridas por la oposición.

En el caso de nuestra provincia, que aparece entre un lote privilegiado de jurisdicciones cuya recaudación mejoró sensiblemente, el valor de crecimiento fue, según la misma fuente, superior al 20%. Como podrá verse, un porcentaje que evidencia una mejoraría de la economía local y una política tributaria con resultados alentadores.

Sin embargo, lo que esconde este porcentaje, al margen de la manipulación política que podría hacerse, es su real impacto en las finanzas provinciales. De manera más clara: Jujuy recaudó en el año 2008, 214 millones de pesos y en el 2009, 270 millones de pesos, es decir 56 millones de pesos más si se tiene en cuenta la variación interanual. "¿Para qué alcanza?", le preguntó Pregón a altas fuentes de Hacienda. "Para muy poco", dijeron con cierta apatía. Si hiciéramos el ejercicio de pensar en un Jujuy absolutamente autónomo de las arcas nacionales, podrías decirse que es necesario juntar prácticamente un año recaudación para poder costear solo un mes y medio de obligaciones salariales con empleados públicos y municipales, que en la actualidad ascienden a más de 150 millones de pesos mensuales. ¿Y los meses restantes? Que Dios se los pague. Ergo, el dinero que se recauda, aún con incrementos que merecen destacarse, no es suficiente. "Es más -dijeron en los pasillos de Casa de Gobierno- ese dinero ya se usa para poder sostener el andamiaje estatal, las distintas reparticiones y obligaciones mínimas".

Así las cosas, el oficialismo nacional podrá adjudicarse -con justa razón- el éxito de su plan económico y la oposición podrá denunciar -también con razón- la precariedad financiera de algunas provincias, entre ellas Jujuy, que siguen dependiendo de las fondos nacionales para cumplir con el pago de sueldos y proveedores.

Entonces, ¿quién tiene razón?, ¿quién dice la verdad? Eso dependerá del prisma con el cual se analice la realidad y el lugar que se ocupe en el actual escenario de polarización. Por lo pronto, las discusiones salariales que se avecinan serán prueba de esa disputa política y el destino de corto plazo del país y la provincia. Lo que se pondrá a consideración en la mesa de negociación, será el rol que cada actor implicado ocupará en esta coyuntura y que está dispuesto a hacer por el futuro de uno u otro modelo de país: aquel que muestra números expectantes, pero aún limitados o aquel modelo que tiende a girar a la derecha, esperanzado en repetir la experiencia de Sebastián Piñera en Chile.

El tiempo dirá cómo se movieron las piezas. Mientras tanto, y a pesar de ese refrán que dice que se debe aprender a vivir con el dinero que se tiene, en Jujuy -como a lo largo de gran parte de su historia- el efectivo, lamentablemente, sigue oliendo a poco.

Progresivo avance del IVUJ en

instrumentación de la Ley 5639

Luego de la sanción a finales del año 2009 de la ley que autoriza al Poder Ejecutivo Provincial a contraer un empréstito con la Anses destinado a la ejecución de planes habitacionales, el Instituto de Vivienda y Urbanismo de Jujuy trabaja de forma progresiva en la instrumentación de la norma y en modo particular en instrumentar un mecanismo eficiente para el recupero de las cuotas.

Recordemos que en iembre del 2009 se firmó el respectivo convenio entre la repartición oficial, el Poder Ejecutivo Provincial y la Anses, organismo que aparece ahora como la fuente de financiamiento para la ejecución de diversos proyectos del Gobierno Nacional, por un valor de casi 400 millones de pesos.

La Ley 5639 que fuera sancionada por la Legislatura con el voto de del bloque justicialista y de aliados, como un sector del Frente Primero Jujuy, dispone que la amortización de la misma se efectuara en un plazo quince años con dos años de gracia para el vencimiento del capital.

Dicho endeudamiento, como se dijo más arriba, se destinará a financiar la construcción de viviendas de los programas que implemente la Subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación; ara lo cual la Provincia de Jujuy afecta en garantía del repago del préstamo, los recursos del recupero de las cuotas de las obras que financien con las operatorias habitacionales involucradas.

La norma se sancionó con mayoría simple debido al retiro del recinto de la bancada radical que objetó que el PJ no respetara un acuerdo previo para la modificación del articulado, proponiendo la inclusión de los municipios y la creación de cuerpo de supervisión de aplicación de la norma. Según éstos, se trata de un endeudamiento provincial y pese a la garantía del recupero de las cuotas, creen que van a terminar afectando los recursos de Coparticipación Federal. Es más, el radicalismo había advertido de la posibilidad de efectuar un planteo de inconstitucionalidad.

RECUPERO DE CUOTAS

Justamente en este aspecto del recupero de las cuotas, el IVUJ trabaja en un sistema que le permita asegurar el mismo sin tener que llegar a comprometer los recursos coparticipantes.

En ese sentido, el presidente del IVUJ, doctor Facundo Figueroa Caballero, quien no se tomo vacaciones y apenas asumió a fines de diciembre comenzó a trabajar ‘a todo ritmo en cumplir los requisitos necesarios para ingresar a este nuevo sistema decidido a nivel nacional, con financiamiento de la Anses, a través de un fideicomiso público privado’.

Aseveró que tales requisitos a llenar para ingresar al sistema ‘son demasiados engorrosos, pero gracias a Dios lo estamos llevando bastante bien y esperamos tener novedades fuertes para febrero.

El trabajo que hicimos fundamentalmente de enero, fue de oficina, de juntar papeles, hacer proyecciones, porque es bastante complejo el sistema impuesto por la Nación, pero tenemos fe de que va a funcionar’.

‘Calculamos que habrá un buen financiamiento para el 2010, intentando continuar con esta política de vivienda iniciada por el doctor Fellner y continuada por el gobernador Barrionuevo, por el que la Provincia ha evidenciado un crecimiento muy bueno en los últimos años en materia de vivienda’,’agregó.

En relación al reaseguro de recupero de las cuotas, Figueroa Caballero sostuvo que ‘la idea es trabajar mucho y las empresas constructoras también deberán comprometerse, en el sentido de hacer un replanteo del recupero de las cuotas Fonavi, porque esto hará que en el futuro, evitemos pagar cualquier endeudamiento por falta de pago cuotas de los adjudicatarios, con fondos netamente provinciales’.

‘Eso es algo en el que estamos trabajando, en el corto plazo habrá novedades palpables en el IVUJ para las cuotas que hoy se están abonando y para las que no, para poder recuperarlas.

Esperamos que de aquí a seis o siete meses tener un recupero de cuotas con un porcentaje mucho más alto del que hoy tiene el Instituto’, subrayó.

No quiso adelantar mucho de ese plan, al decir Figueroa Caballero ‘el sistema que estoy proponiendo va más allá de una moratoria, sino con una tasa de financiación moderna...En realidad, el IVUJ tiene que ser una entidad que funcione acabadamente como si fuera un banco. No con todo lo que implique una entidad bancaria, en el sentido de que si no paga se lo ejecuta... sino en cuanto al funcionamiento interno’.

Subrayó el funcionario, ‘necesitamos ajustar varios sistemas para que la cuota pueda ser recuperada.

Hoy en día la morosidad del IVUJ no es alarmante, pero sí hay una morosidad seria que nos lleva a trabajar en este tema en particular. No solamente por eso, sino también porque necesitamos demostrar a la Nación que nuestro recupero de cuotas ha mejorado, que es uno de los requisitos para entrar en la ley del fideicomiso’.

Beneficio para familias

en riesgo agropecuario

Más de 600 familias en situación de riesgo agropecuario y de bajos ingresos económicos fueron beneficiadas por el Plan de Servicio Agrícola Socio-Productivo de Jujuy impulsado por el Ministerio de Producción, indicó el director de Desarrollo Agrícola y Forestal, Ingeniero Jorge Wallberg.

El funcionario precisó que los avances tienen como antecedente directo la llegada de maquinaria agrícola y el lanzamiento del plan de servicios de tractores destinados a familias rurales de toda la provincia.

"Hasta la fecha se beneficiaron a más de 600 familias y se prepararon unas 700 hectáreas de suelo en las diferentes regiones de Jujuy. También se ejecutaron obras de aguadas en Susques y El Cóndor", manifestó Wallberg a modo de balance.

En este sentido, resalto la colaboración del equipo de coordinadores, tractoristas, municipios, comisiones municipales, asociaciones de productores, Organizaciones No Gubernamentales y beneficiarios en general, por el trabajo mancomunado.

Siguiendo lineamientos del Ministro Walter Díaz Benetti, y con el respaldo directo del Secretario de Desarrollo Productivo Héctor Pérez, el referente oficial recalcó los objetivos de incrementar el nivel de ingresos de las familias minifundistas, alcanzar la sustentabilidad y diversificación de la producción agrícola; mjorar el nivel de vida y lograr la reinserción de las familias a la actividad productiva.

Asimismo, Wallberg recordó que la maquinaria obtenida surgió del convenio establecido entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación y el Gobierno de la Provincia, quienes acordaron en el año 2008 la atención de productores incluidos en la Declaración de Emergencia o Desastre Agropecuario. Este proceso se enmarcó en Decreto Provincial 8816/07 del 10 de Septiembre del 2007.

Finalmente, el Director reconoció el esfuerzo y las congratulaciones recibidas de familias productoras de Susques, El Cóndor, Abra Pampa, Volcán, Tumbaya, Purmamarca, Hornillos, Ocloyas, Yala, Yuto, El Remate, San Antonio, Vinalito, Santa Clara, Juan Galán, Palma Sola, Villa Monte, y de organizaciones sociales tales como la Fundación Mallku Andina.

El Inadi formuló inquietudes

Planificando acciones para el presente año destinada a la prevención de la discriminación en todas sus formas, la delegada local del INADI doctora Betina De Mattei, se reunió con el ministro de Gobierno y Justicia, Pablo La Villa, quien estaba acompañado del Secretario de Gobierno, doctor Fernando Pedicone y el Coordinador Luis Moreno.

Luego del encuentro, De Mattei mencionó que "uno de los temas abordados fue la capacitación a instituciones que dependen del Ministerio de Gobierno, como la Policía de la Provincia, el Servicio Penitenciario y el Instituto Superior de Seguridad Pública".

"Se trata de acciones de sensibilización para trabajar en esto de tener un mensaje común, tanto del Gobierno Nacional como Provincial en relación al respeto y a todo lo vinculado con la discriminación a los ciudadanos y ciudadanas de Jujuy".

En este aspecto, dijo, "el doctor Pablo La Villa puso a disposición el equipo técnico del Ministerio y los distintos Secretarios".

Otra de las acciones, agregó, es apuntalar el convenio firmado con 28 municipios para la puesta en marcha del Programa "Libre de Discriminación", donde "la idea colaborar y promover la inserción en estos municipios de las normas, en el armado de un digesto, una compilación de todas las ordenanzas que hay en los municipios que muchas veces con el paso de los años han terminado siendo anacrónicas o se han derogado".

Recordó que "desde la reforma de la Constitución de 1994 muchas normas han quedado inconstitucionales y hay que ir tratando con los Consejos Deliberantes y Comisiones Municipales la posibilidad de dictar nuevas normas que pongan el estándar de derechos humanos en un mejorar estado".

Comentá la nota