Disputa judicial por los terrenos del Polideportivo Municipal El municipio contrató abogados para afrontar un millonario juicio

La comuna abonó 30 mil pesos a un grupo de especialistas cordobeses para enfrentar una cuantiosa e histórica demanda legal
Finalmente, el destino de los terrenos donde actualmente se erige el Polideportivo Municipal y un número importante de inmuebles y espacios públicos que circundan a este tradicional espacio de la ciudad, tendrían un final poco feliz para la comuna local.

Luego de más de 25 años de intenso litigio con la comuna local, los sucesores de Facundo Luque (ex titular de los terrenos en conflicto), estarían muy cerca de exigirle con el amparo de la Justicia, al municipio el pago por el coste de unos 30 mil metros cuadrados del sector, a razón de, aproximadamente, 500 pesos el metro.

EL DIARIO pudo conocer que el Gobierno municipal contrató por 30 mil pesos a un estudio de abogados cordobeses para hacer frente al recurso de Casación interpuesto por los representantes legales del antiguo propietario del sector, expropiado en 1939 durante la intendencia de Emilio Seydell y luego nunca abonado, abarca a varias manzanas del barrio Güemes y un sector de la costanera.

Concretamente, el espacio en cuestión comprende la superficie que tiene comienzo en la calle José Müller, entre Buenos Aires y Santa Fe, y se extiende hasta la vera del río Ctalamochita

“El pedido de intervención del referido estudio jurídico (Zucchella & Asociados) es con motivo del Recurso de Casación interpuesto por los actores ante la resolución de la excelentísima Cámara de apelaciones en lo Civil y Comercial de esta ciudad (sentencia Nº 50 del 05/05/08) el que ahora deberá ser resuelto por el Tribunal de Justicia de la ciudad de Córdoba”, expresa un comunicado interno del municipio remitido al Tribunal de Cuentas, de fecha 20 de octubre de 2008, que pretende justificar el pago de la onerosa suma de dinero a los letrados de la ciudad de Córdoba.

“Atento a la complejidad del caso que nos ocupa y el carácter extraordinario de este tipo de recurso, amerita que la atención y tratamiento del mismo sea encargada a profesionales radicados en la capital provincial y especialistas en materia recursiva”, manifiesta a renglón seguido el documento.

“…Aclarando que atento a la fatalidad de los términos judiciales que están corriendo, estos ya han elaborado y presentado ante la Excelentísima Cámara el escrito de contestación del traslado”, informaron desde la oficina del asesor letrado municipal, dando cuenta de que sin haber sido autorizados por el Tribunal de Cuentas, el grupo de abogados ya trabajaba en la delicada temática.

Con cifras millonarias en danza, las movidas legales del municipio se ven muy acotadas. La instancia del Tribunal de Justicia cordobés es la penúltima etapa de este verdadero vía crucis judicial, la última oportunidad de rebatir cualquier tipo de acusación o pedido quedará para la Corte Suprema de Justicia, si es que se llegara a esta instancia.

Con un número importante elementos en su haber, los representantes de la parte demandante tienen muchas posibilidades de seguir consolidando sus razones. En tanto, la comuna, por lo visto, tendrá que atenerse a solventar de algún modo un mal manejo legal que trascendió casi seis décadas de historia de la ciudad.

Comentá la nota