Disputa brizuelista por la conducción del CD capitalino

El Movimiento Renovador ya tiene candidato. Y Movilización busca la continuidad
De cara a la renovación de autoridades en el Concejo Deliberante capitalino dos brizuelistas están en carrera por la presidencia: Simón Hernández (h) que aspira a ir por la reelección y Pablo Herrera, que el año pasado no pudo llegar. Esta vez la elección no será tan simple. Es que el denominado "grupo de los Herrera" entiende que la presidencia del cuerpo debería recaer en un hombre del Movimiento Renovador.

Y Hernández, que proviene del Partido Movilización, viene buscando consensos para su continuidad entre sus pares.

Un total de 14 concejales deberán designar en diciembre próximo a las nuevas autoridades del CD, pero la principal disputa se da entre Hernández y Herrera.

Paradójicamente, se trata de los dos sobrinos del gobernador Eduardo Brizuela del Moral. Y en oportunidades anteriores, fue el propio Brizuela quien debió destrabar las negociaciones por la presidencia apadrinando al futuro presidente del CD.

Sólo por esa razón Hernández, en clara minoría frente a los renovadores, supo quedarse con la conducción del Concejo.

Pero todo indicaría que son varios los elementos que deberán tenerse en cuenta para la decisión política final.

En el caso de que el grupo de los Herrera quedara fuera de la carrera por la presidencia de la Cámara de Diputados- representados por Pablo Millán y el propio Rubén Herrera- buscarán llegar a la titularidad del Concejo Deliberante, que tiempo atrás estuvo bajo la conducción de los diputados arriba mencionados.

Hernández supo ganarse hasta ahora el aval del Gobernador, aunque podría haber cambios en esta oportunidad. Es que Hernández habría realizado algunas maniobras políticas que no habrían sido bien vistas por la dirigencia del Movimiento Renovador. Mientras los brizuelistas analizan los pasos a seguir, los celestes observan desde lejos. Y el intendente Ricardo Guzmán, así lo prefiere.

Comentá la nota