Disponen camas en el Grupo de Artillería 10 para recibir pacientes con la enfermedad.

Coincidentemente con lo dispuesto a nivel nacional por las autoridades nacionales, personal, medios y camas del Grupo de Artillería 10 con asiento en nuestra ciudad han sido dispuestos al servicio de la comunidad y en el marco de la emergencia sanitaria para alojar, en caso de ser necesario, pacientes con síntomas de la enfermedad gripe "A".
Las disposiciones establecidas también pasan por la puesta a disposición de hospitales militares de varios puntos de la provincia para combatir el pico del virus.

En el caso específico de nuestra ciudad, el teniente coronel Agustín Cejas afirmó que las instalaciones ya están preparadas para recibir personas con el virus que requieran internación, en caso de colapsar las camas disponibles en el sistema sanitario público y privado de la ciudad.

En el G.A. 10 se disponen de 26 camas en el área de enfermería de la unidad militar.

El teniente coronel Cejas indicó que "como es pública la información, el Ejército ha adoptado previsiones y puso a disposición hospitales de Campo de Mayo, Bahía Blanca y Mar del Plata", a la vez que mencionó que "a nivel de cada una de las guarniciones hemos recibido la directiva de estar preparados para albergar, en caso de ser necesario, por desbordes a nivel local, a los pacientes con gripe "A".

Respecto a las disposiciones para los médicos y enfermeros, Cejas indicó que "la directiva del Ejército es adoptar previsiones para apoyar con infraestructura, que implica no sólo el local de internación sino toda la apoyatura necesaria para el funcionamiento de la enfermería, los médicos, una sala donde puedan hacerse rayos, una guardia, una revisación médica, entre otras".

Explicó el jefe militar que este sistema ya ha sido organizado para apoyar a la comunidad.

La dotación de sanidad de la unidad con asiento en nuestra ciudad está dotada de un médico y dos enfermeros generales, pero si es necesario se pueden reforzar los turnos de cuidado o funcionamiento de la enfermería.

Comentá la nota