"Es un disparate que surja ahora un acuerdo entre Solá y Carrió"

Francisco de Narváez criticó ese acercamiento; "no es hora de hablar de alianzas", dijo
Francisco de Narváez dice que se va a mudar a La Plata. Alquiló una casa amplia y lujosa, en 53 y 5, justo frente a la gobernación. Sostiene que desde allí será más sencillo monitorear sus "proyectos políticos". Los de 2009 y los de 2011. Porque De Narváez hace tiempo que anunció que será candidato. Y no hay vuelta atrás: intentará renovar su banca como diputado en 2009 y buscará ser gobernador en 2011.

"Ese es mi plan", dice a LA NACION, hundido en uno de los sillones en la sala de reuniones en su amplio búnker político de Las Cañitas. Afuera van y vienen automovilistas ansiosos, que buscan lugar para ver la final del Campeonato Argentino de Polo. De Narváez también está ansioso. "En un rato voy a la cancha", dice.

Mientras tanto, da detalles de su "plan". Insiste en su discurso proselitista: "Mi prioridad número uno es la seguridad". Afirma que el primer año de Cristina podría "ser el peor desde la vuelta a la democracia". Y propone otra vez una "gran interna de la oposición" en 2009, que elija el candidato para enfrentar al kirchnerismo.

Eso sí, le molesta que ya haya conversaciones electorales. Repite todo el tiempo que "no hay que insistir en acuerdos, sino en políticas". Más adelante dirá que es "un disparate" que surja un acuerdo de las últimas reuniones entre las fuerzas de Felipe Solá y Elisa Carrió. "La gente no espera eso de nosotros -argumenta-. La gente espera que resolvamos problemas. Hoy la prioridad es la seguridad. Hay que ordenar a la policía, darle recursos a la Justicia. Hay un problema de ordenamiento, no sólo de recursos. Scioli no tiene plan."

-¿Y el gobierno nacional?

-El primer año de Cristina Kirchner, proyectado, podría ser el peor de los últimos 25 años de democracia. Rompieron el vínculo con la sociedad, que no les cree. Han demostrado una vocación ilimitada de poder, que silencia a quienes piensan distinto. Y el plan económico que acaban de lanzar tiene cosas interesantes, pero hay que hacer algo bien distinto. Hoy lo importante son los 13.000.000 de pobres y los 5.000.000 de trabajadores informales. ¿Esa gente está preocupada por comprarse un 0 kilómetro?

-¿Habla de estas cosas con Solá? ¿Hablan de 2009?

-Converso de políticas. Para las elecciones falta. Ahora Solá está en la oposición. Valoro su decisión. Hay que ayudarlo para que se sume a una posición coordinada, basada en políticas y no en acuerdos. Para que sumemos y no para que dividamos, que es lo que quiere el kirchnerismo.

-¿Podrían ser aliados?

-No lo descarto ni lo apruebo. Lo que deberíamos hacer es una gran interna de la oposición. Si hay acuerdo de políticas, podríamos hacer internas abiertas de las fuerzas que creen que el kirchnerismo está equivocado. Felipe Solá, Jorge Macri, Margarita Stolbizer, Ricardo Alfonsín... Porque decir "ordénense todos, que yo voy a ser candidato" no es forma de conducir. Eso hace el kirchnerismo. Si queremos ser diferentes, tenemos que ser más audaces y más humildes.

-¿Hay opositores que no son humildes?

-Cuando se quiere insistir en acuerdos y no en políticas es evidente que nos estamos equivocando.

-¿Se refiere, por ejemplo, a las charlas entre Solá y Carrió?

-No me parece mal que se junten. Pero que de ahí surja un acuerdo electoral es un disparate. La gente no quiere eso de nosotros. Si nos unimos es para resolver problemas, no para acordar listas de ninguna elección. Será el año que viene, si hay espacio.

-¿Qué opina de Carrió?

-Ha logrado un lugar en la sociedad. Concuerdo con ella en muchos de sus principios. Pero tengo una actitud menos crítica y más proactiva.

-¿Con Cobos podría reunirse?

-El vicepresidente tiene un rol importante en la construcción política futura. Y veo a la UCR volviendo a unirse. Necesitamos un radicalismo fortalecido, porque hay que empezar a salir de los personalismos.

- En caso de una interna abierta, ¿usted resignaría el primer lugar de la lista?

-Serían las reglas del juego. Decir "ordénense, que yo soy el candidato" a mí no me va.

15 % Votos

* Es el apoyo que recibió De Narváez en 2007, cuando se postuló para gobernador bonaerense. Fue tercero.

Comentá la nota