Se dispara a niveles récord el desempleo en Estados Unidos

En noviembre fueron eliminados 533 mil puestos de trabajo. No hay precedentes de una cifra similar en los últimos 34 años. "Pasamos de una recesión a un colapso", explicó un analista. Ya suman 10,3 millones los desocupados en ese país.
En un incesante agravamiento de la crisis económica, el gobierno de los Estados Unidos reveló ayer que en noviembre fueron eliminados 533 mil puestos de trabajo. Se trata de un récord sin precedentes para un solo mes en los últimos 34 años.

Así, el porcentaje de desocupación se ubica ya en un 6,7%, al cumplirse el onceavo mes consecutivo de números negativos.

Esta caída fue la más clara evidencia de que la contracción de la economía se aceleró en noviembre, con lo que promete convertir a la actual recesión, que ya lleva 12 meses, en la más prolongada desde la Gran Depresión.

El récord anterior fue de 16 meses, durante las graves recesiones de mediados de los 70 y principios de los 80.

Esta alarmante destrucción des puestos de trabajo sugiere que tanto los consumidores como las empresas se retrajeron mucho en sus gastos frente a la crisis crediticia. Ello fue un factor de presión sobre el Congreso y la Casa Blanca para que propusieran un paquete de estímulos que reemplazará a los pagos faltantes del sector privado.

"Pasamos de una recesión a algo que se asemeja más a un colapso" observó Ian Shepherdson, principal economista nacional en High Frequency Economics, sobre las perdidas de puestos de trabajo de los últimos meses.

Las cifras de noviembre superaron largamente el ya inquietante guarismo de 350 mil que esperaban los economistas.

"Las empresas se encuentran en la modalidad de supervivencia y eliminan puestos de trabajo e inversiones para conservar el efectivo. Salvo que el crédito vuelva a fluir pronto, los despidos continuarán el año que viene", adelantó Mark Zandi, principal economista en Moody's Economy.com.

El informe de ayer de la Oficina de Estadísticas Laborales incluyó marcadas correcciones en las cifras sobre pérdida de puestos de trabajo para octubre (320 mil en lugar de 240 mil) y para septiembre (403 mil en lugar de 284 mil).

La denominada tasa de subempleo aumentó a un 12,5 por ciento cuando en octubre era de un 8. La mayoría de la gente subempleada trabaja unas pocas horas aunque desea estar contratada todo el día pero no encuentra empleos con esa condición.

El porcentaje del 12,5% es el nivel de subocupación más alto desde que esta estadística comenzó a computarse en 1994.

Más de 420 mil hombres y mujeres que trabajaban o buscaban empleo en octubre abandonaron en noviembre la fuerza laboral. El informe sugiere que lo más probable es que hayan dejado de buscar empleo. Si hubieran continuado con esa búsqueda, el porcentaje de desocupación de noviembre hubiera estado cerca del 7 por ciento.

El 70% de la pérdida de empleos se registró en el sector de los servicios, sobre todo en el ámbito minorista, en los trabajos temporarios y en el rubro hotelero y gastronómico. Los únicos sectores que sumaron puestos de trabajo en noviembre fueron el de salud y el de la educación.

Este informe sobre empleo aumentó la posibilidad de que el Congreso, con el apoyo del presidente electo Barack Obama, promulgue un paquete de estímulo para fines de enero que podría superar los 500 mil millones de dólares en dos años.

El sector fabricaciones se vio especialmente afectado -perdió más de medio millón de puestos de trabajo este año-. Los recortes podrían acelerarse más mientras las tres automotrices más grandes de Detroit cierran más fábricas y achican su personal al tiempo que intentan recibir la otorgación de los préstamos federales que pidieron al Congreso.

Si bien el rubro de la fabricación se vio especialmente castigado, los recortes de empleos aumentan en casi todos los sectores de la economía.

Estas noticias se suman a otras nuevas sobre recortes o bajas en el ambiente de las construcciones, la venta de viviendas, el gasto de los consumidores, las inversiones empresarias y las exportaciones. Además, empresas de casi todos los sectores anunciaron despidos esta semana, incluidos AT&T -telecomunicaciones-, DuPont -química- y Viacom -empresa de medios-. Hasta las ventas de Navidad cayeron marcadamente.

Comentá la nota