Se dispara el apoyo a Uribe en Colombia

Creció casi 8 puntos en la intención de voto tras la disputa regional por su acuerdo con EE.UU.; ganaría sin necesidad de ballottage
BOGOTA.? Nada parece detener el camino del presidente colombiano, Alvaro Uribe, hacia un tercer mandato consecutivo. Después de que el Congreso allanó el camino para una reforma constitucional, y pese a que el mandatario aún no ha confirmado si se postulará o no, una encuesta publicada ayer reveló que subió casi ocho puntos en la intención de voto desde julio.

El sondeo de la firma privada Datexco, publicado por el diario El Tiempo, reveló que la intención de voto, que en julio era del 46,8%, subió en septiembre al 54,5%, muy por encima del resto de los posibles candidatos y suficiente para ganar en primera vuelta de celebrarse elecciones.

La muestra indicó que el repunte del mandatario se debió principalmente a la reacción de los colombianos frente a las críticas a Uribe del venezolano Hugo Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa y el boliviano Evo Morales por el acuerdo de su gobierno con la Casa Blanca que permitirá que militares norteamericanos operen desde bases colombianas.

El acuerdo militar entre Bogotá y Washington ubicó a Uribe en el centro de un acalorado debate regional, que culminó con la celebración de una cumbre extraordinaria de la Unasur en San Carlos de Bariloche, el 28 de agosto pasado, en la que el mandatario colombiano evitó la condena de sus pares sudamericanos.

"Quizás esta disputa sea una de las claves de su crecimiento, pues en las últimas semanas los cuestionamientos de los presidentes de Venezuela, Bolivia y Ecuador pudieron despertar [en Colombia] un sentimiento de solidaridad y nacionalismo que supo recoger el presidente Uribe", analizó el diario El Tiempo. La popularidad del mandatario es de las más elevadas de la región para un presidente: 70%.

Uribe está impedido constitucionalmente de buscar una segunda reelección, pero su bancada en el Congreso logró la semana pasada la aprobación de un proyecto de ley para llamar a un referéndum en el que la población deberá apoyar o no la modificación de la Carta Magna para permitirle al mandatario un tercer mandato consecutivo.

El plan para realizar la consulta, sin embargo, aún debe ser sometido al examen de la Corte Constitucional, lo que tomará por lo menos 90 días. Y si la Corte aprueba el referéndum, para que éste sea válido debería contar con un mínimo de siete millones de votos.

Las dudas

El presidente no se ha pronunciado públicamente si se postulará o no en el caso de que la Corte dé su visto bueno y más adelante consiga los votos en la consulta.

La encuesta publicada ayer mostró a Uribe muy lejos de sus competidores. En el segundo lugar se ubicó el candidato independiente y ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo, con 8,9%; la tercera posición la ocupó la ex canciller y ex embajadora de Colombia en Gran Bretaña Noemí Sanín, con un 3,9%.

En caso de que el presidente no presentara su candidatura a los comicios de mayo de 2010, el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos encabeza las intenciones de voto con 16,5%, una baja con respecto al 23,7% que tenía en julio, agregó la encuesta. Sin Uribe en la carrera presidencial, el ex alcalde Fajardo se mantiene en la segunda posición, pero con mejor porcentaje, 13%, mientras que el tercer lugar lo ocupa el ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, con 10,4%.

Tanto Fajardo como Sanín, Santos y Arias habían sido mencionados como los posibles elegidos de Uribe para sucederlo en caso de que no aspire a un tercer mandato. Los opositores aparecen por ahora muy lejos de la presidencia, según la encuesta. En el escenario con Uribe en carrera el que más intención de voto recibe es el izquierdista Gustavo Petro, con apenas un 2,52%. En el otro escenario, lo supera el liberal Aníbal Gaviria, con 3,07%.

No obstante, Fajardo, un ex aliado de Uribe, ha empezado a tomar distancia del mandatario y se perfila como uno de los protagonistas de la campaña. Ayer volvió a ratificar que será candidato a la presidencia y consideró que sería "un error muy grande" que Uribe intentara buscar una nueva reelección.

"No creo que se vaya a presentar a un tercer mandato, pero es simplemente una corazonada, una hipótesis. Yo no tengo ninguna información ni nadie me lo ha dicho, pero espero que el presidente sea consciente de lo que significa eso. Creo que el poder enferma y la democracia tiene límites, tiene reglas y hay que respetarlas", señaló.

Uribe rompió ayer el aislamiento al que estuvo sometido por haber contraído la gripe A y reanudó su agenda política. El mandatario había manifestado síntomas después de viajar a la cumbre de presidentes de la Unasur.

Uribe presidió ayer una reunión en la Casa de Nariño sobre los precios de la canasta familiar. La primera aparición en público del mandatario tras la enfermedad que le fue diagnosticada hace más de una semana fue en compañía del equipo económico del gobierno y representantes de diversos gremios.

Comentá la nota