Dispar acatamiento del paro de la salud

Las declaraciones del ministro de Salud Pública de la provincia, Adolfo Schneider, se dieron hoy en el contexto de los paros por 48 horas emplazados por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATSA) en los hospitales Llano.
La realidad actual es que el Gobierno asegura el funcionamiento institucional de la Provincia y el mantenimiento de los puestos de trabajo, no solo de los trabajadores de la salud, sino también de todos los trabajadores” agregó.

“Estamos abocados al cumplimiento estricto del cronograma de sueldos y de ninguna manera podemos hablar de aumentos salariales en este momento porque podemos caer en una situación de falta de previsibilidad a mediano y largo plazo” advirtió.

El ministro de Salud reconoció al diálogo como una herramienta que arrojó resultados positivos en la relación del Estado provincial con los gremios: “hemos avanzado fuertemente en una serie de medidas en base al diálogo, trabajamos con los profesionales y conseguimos avances concretos” comentó.

También destacó el inicio de las capacitaciones para los beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar, surgidas de la misma mesa de conversaciones: “trabajamos con los representantes de Jefes de Hogar y así iniciamos la capacitación de los mismos, para su posterior pase a la Administración Pública provincial”.

Una de las mejoras más valiosas para los trabajadores de la salud fue la del reconocimiento económico a quienes más trabajan, sobre lo que Schneider dijo que “trabajamos con los diferentes gremios, con quienes se logró la respuesta a uno de los reclamos históricos del sector, el reconocimiento de la mayor carga horaria”.

“Tenemos la intención de avanzar con la Carrera Médico-Sanitaria y con más pase a Planta Permanente del personal, pero en momentos en donde se vive una situación extremadamente grave a nivel de la economía nacional y mundial, la provincia asegurará que cada uno conserve su puesto laboral” continuó diciendo.

Consultado acerca de su visión del paro propuesto por ATSA en este contexto de crisis mundial, el ministro de Salud Pública informó que “quienes se adhirieron al paro perderán el presentismo, con el consiguiente descuento de los días no trabajados”.

Sobre lo mismo aclaró que “esto no significa un castigo sino que es una forma de priorizar y respetar a quienes cumplen con sus funciones, que son los que forman parte de la mayoría de los trabajadores, que saben la situación que atraviesa la Provincia”.

“Los propios gremios nacionales están aconsejando que sus trabajadores suspendan momentáneamente los reclamos hasta que se salga de esta coyuntura” comentó Adolfo Schneider.

Comentá la nota