Disminuyeron las ventas y subieron los alquileres.

Los comerciantes del microcentro tucumano atribuyeron el aumento de locales vacíos principalmente al alto costo de los alquileres. “La cantidad de locales comerciales que se ven desaparecer es producto del alto precio que tienen hoy en plaza los locales céntricos”, dijo Mónica Fernández, cajera de una perfumería.
“Con la crisis actual la gente se limita a comprar las cosas que necesita y no se da sus pequeños gustos. Lo que nosotros hicimos cuando comenzó la crisis fue hablar y plantearnos pequeños sacrificios, cada uno desde sus cargos, para resistir la falta de consumo”, explicó Cristina Villafañe, encargada de un local comercial. “Se dejan de alquilar los locales del centro porque bajaron las ventas; no se comparan a las que tuvimos el año pasado. Algunos comerciantes despidieron gente. Nosotros nos seguiremos quedando porque apostamos a que en junio las ventas van a subir”, dijo Trini Ruiz Carrasco, empleada de una vaquería.

“Las ventas en general han caído. Eso complica el pago de sueldos y de alquileres, que en el centro son carísimos. Con el conflicto con el agro y con el problema económico pensé que tendríamos que cambiarnos a un local más pequeño o reducir personal. Por suerte, esas medidas hasta el momento no fueron necesarias”, explicó Sebastián Rivero, gerente de la librería “Ateneo”.

Comentá la nota