Disminuyeron notablemente las cabezas de ganado en este distrito.

La segunda vacunación de 2008 demostró que hay en el Partido de Azul 35.043 menos animales respecto a igual período de 2007. Luego de proporcionar estos datos alarmantes, el vicepresidente de la Sociedad Rural Rodolfo Premoli aseguró que "la sequía está haciendo estragos y no hay respuestas del Gobierno Nacional. La situación es muy preocupante". Los productores de Azul participarán de la asamblea de CARBAP que se realizará el 29 de enero en Coronel Suárez.
La segunda vacunación de 2008 registró una importante merma en el ganado del Partido de Azul respecto de igual período de 2007.

La grave situación que atraviesa el sector rural por los efectos de la histórica sequía y la crisis internacional, sumado a los anuncios del Gobierno Nacional considerados "insuficientes", mantiene en estado de alerta al campo, que ya definió nuevos actos y concentraciones para lospróximos días mientras toma más fuerza la vuelta a las medidas de fuerza a partir del mes de febrero.

Ayer el vicepresidente de la Sociedad Rural, Rodolfo Premoli, informó a este diario cifras alarmantes respecto a la existencia de animales en el Partido de Azul, ya que en 2008 se detectaron 35.043 animales menos que en 2007.

La segunda vacunación de 2008 respecto a la del año anterior registró 14.040 vacas menos, una reducción de 1.341 toros, 12.500 terneros y terneras, 4.322 novillos y 2.840 vaquillonas.

Estas cifras demuestran la situación por la que atraviesa este sector productivo que sigue movilizado en búsqueda de respuestas gubernamentales que alientan la producción y disminuyan los efectos de esta sequía que ya ha causado estragos en la agricultura y la ganadería.

Desde esta ciudad ya se solicitó al Ministerio de Agricultura de la provincia de Buenos Aires la declaración de estado de emergencia y desastre.

Los productores de Azul participarán de la próxima asamblea que se realizará el próximo 29 de enero en la ciudad de Coronel Suárez convocada por CARBAP.

La entidad que depende de CRA ya realizó cuatro asambleas regionales en Tapalqué, 9 de Julio, General Pico y Mar Chiquita.

En el documento de Mar Chiquita se instó a mantener y profundizar la unidad de las entidades que conforman la mesa de enlace y a actuar de forma coherente a los mandatos y propuestas emitidas desde la comisión de enlace y de CARBAP.

Se manifestó además la necesidad de participación política y seguimiento a los actuales funcionarios tanto en el nivel local, como provincial y nacional, proponiéndose paros progresivos con acompañamiento en las rutas a partir de los primeros días del mes de febrero.

Se propuso elevar un pedido al Gobierno que incluya la apertura de las exportaciones ganaderas de vaca de conserva y manufactura, la normalización de los mercados de granos, y la declaración por decreto de la emergencia y/o desastre en los lugares afectados por la sequía.

En la reunión de Coronel Suárez se espera surja alguna definición concreta. La metodología que más consenso tiene es la de un lock-out progresivo, un cese de comercialización de granos y carnes de un día la primera semana, dos la segunda y así hasta completar el mes de febrero para proseguir con un paro general en marzo si el gobierno no satisface sus demandas.

El productor Rodolfo Premoli anticipó que la asamblea de fines de enero "se resolverá que mandato se lleva a Confederaciones Rurales Argentinas".

Al describir el ánimo del sector, dijo que "el ambiente está bastante caldeado y las bases están cansadas y en cualquier momento van a salir a las rutas si no hay respuestas".

Explicó finalmente que "la sequía está haciendo estragos y no hay respuestas del Gobierno Nacional. La situación es muy preocupante".

Comentá la nota