Disminuyen los casos de dengue en el sur y sube en Capital

En el Departamento Río Chico, el más castigado por la epidemia, se conocieron los primeros resultados de los análisis de casos sospechosos. Estos dieron negativo y así comienza a menguar el contagio.
Las acciones que despliega la población, conjuntamente con las autoridades sanitarias y los municipios del interior para enfrentar la epidemia del dengue, están logrando algunos efectos positivos. Es que el promedio diario de casos que se contabiliza diariamente exhibe una sensible disminución según los registros oficiales. Lo más notable es que incluso la cantidad de enfermos que tiene el departamento tucumano más castigado por el mosquito Aedes aegypti, muestra una merma de contagios. Es así como Río Chico reconoció el lunes 563 personas con los síntomas, el martes se mantuvo esa cifra y ayer bajó a 545 casos. La explicación técnica que brindó el director de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA), Rogelio Cali, es que al momento del sondeo se tiene en cuenta todo tipo de manifestación clínica relacionada con el dengue, mientras envían las muestras de sangre a los laboratorios de Buenos Aires, resultados que tardan en obtenerse unos 30 días. "Llegaron los primeros resultados de las muestras tomadas hace un mes y dieron negativo", dijo el profesional. Pese a que en esta localidad del interior las estadísticas muestran síntomas alentadores, en San Miguel de Tucumán y municipios cercanos siguen aumentando los pacientes portadores del virus. La semana comenzó en San Miguel de Tucumán con 348 personas con los síntomas de la enfermedad. El martes se contabilizaron 377 y ayer habían sumado 403 pacientes. En medio de este cuadro, las autoridades municipales profundizaron la campaña domiciliaria, de limpieza y desmalezamiento en los barrios San Marco, San Miguel y Tiro Federal. Unos sesenta operarios realizaron tareas en los alrededores del pasaje Gramillo (paralelo a la autopista) entre avenida Benjamín Aráoz y José Ingenieros.

Incluso alumnos y docentes de la escuela Alicia Moro de Justo, hicieron su aporte en la tarea de educar y concienciar a la población. Los docentes con 25 alumnos salieron a las calles del microcentro a distribuir panfletos y a informar verbalmente los signos de alarmas que deben tener en cuenta.

El municipio de Tafí Viejo también debe lidiar con una importante cantidad de enfermos que aumentan día a día. De 119 casos anotados el lunes, pasó a tener 125 enfermos hasta ayer. Esta situación no sorprendió al director de Epidemiología de la provincia, al señalar que incluso aguardan "muchos más casos".

A nivel provincial la curva ascendente de las estadísticas no se detiene, aunque muestra una clara estabilización. Desde el martes hasta ayer, se sumaron sólo 28 casos de dengue. En esta oportunidad, las condiciones climáticas en nada colaboran con la situación pese al descenso de la temperatura. Es que los especialistas dicen que para que la actividad del mosquito disminuya la temperatura ambiente debe estar por debajo de los 18 grados. Para hoy el Servicio Meteorológico Nacional pronostica una mínima de 17 grados y una máxima de 28 grados, como también anuncia precipitaciones para todo el fin de semana.

Dengue pediátrico y neonatal

La aparición de dos casos de dengue en un recién nacido, transmitido de madre a hijo durante el embarazo, generó la atención de la comunidad médica tucumana. De igual modo, la profundización del correcto diagnóstico de esta enfermedad en niños, fue algo remarcado. El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán, Horacio Deza, mantuvo un encuentro con los responsables de los departamentos de Pediatría, Maternidad e Infancia y de Salud Pública. Profundizaron en la excepcionalidad que tuvieron los nacimientos de bebés con dengue en la provincia, aunque no dudaron en remarcar la necesidad de profundizar la atención de los profesionales sobre las embarazadas y los recién nacidos.

"Es una situación poco frecuente. En la literatura hay un poco más de medio centenar de casos escritos en el mundo. Son casos aislados, pero hay que tener en mente la posibilidad que toda mujer embarazada con síntomas febriles, puede sufrir dengue", señaló el académico.

Dijo que la Facultad de Medicina dio instrucciones a los profesores a reforzar estos conceptos en los alumnos avanzados que realizan prácticas en toda la provincia.

La directora del Instituto de la Maternidad Roxana Chalha, indicó que Tucumán hasta el momento no registró ningún caso de dengue neonatal. De todas formas, dijo que el Servicio de Neonatología trabaja con especial atención en este sentido. "Hasta ahora no hemos recibido ninguna embarazada con dengue. Creo que una de las razones es que los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), están haciendo un trabajo correcto y están bloqueando tales posibilidades", afirmó.

En el Hospital Nicolás Avellaneda, donde también disponen de un Servicio de Maternidad, tampoco se registraron casos de embarazadas con dengue.

El director del establecimiento médico, José Rogero, señaló que no tienen registrados pacientes internados por dengue. El profesional aclaró que disponen de dos consultorios que atienden específicamente cuadros febriles. "Desde abril hasta la fecha pasaron por este sector unas 420 personas, de las cuales un 30 por ciento fueron registradas como sospechosas de dengue. En las últimas semanas, la cantidad de consultas en estos consultorios se redujeron considerablemente", manifestó.

El Hospital del Niño Jesús tampoco presenta menores con el virus que transmite el mosquito. El subdirector del centro asistencial Oscar Hilal, tranquilizó a las madres al señalar que es difícil que un caso de dengue no sea claramente identificado por el médico. "No se puede descartar nada, pero el principal problema que tenemos en el hospital es el desborde que tenemos por casos de bronquiolitis. Pese a que los síntomas del dengue son muy parecidos a un cuadro gripal, la clara diferencia está en que esta enfermedad no compromete las vías respiratorias, no irrita la garganta y genera mucosidad", afirmó el pediatra.

Comentá la nota