Disidentes de la UOCRA llevan su reclamo hasta la municipalidad.

Disidentes de la UOCRA llevan su reclamo hasta la municipalidad.
La toma en la sede de la UOCRA persiste hace 20 días. Los delegados movilizaron a los trabajadores desde la sede gremial hasta el municipio exigiendo la "expulsión" de Ricardo Cheuquepal y la normalización del gremio. Piden que Raúl Murga –uno de los "dragones"– quede a cargo. Denuncian intimidaciones de la conducción gremial contra empresas para que despidan a manifestantes.
Los delegados de la UOCRA pidieron la intervención del sindicato después de movilizarse ayer por el centro de la ciudad e ingresar a la Municipalidad por la fuerza. Dentro del edificio tuvieron una reunión con el intendente Martín Buzzi y parte de su gabinete, donde le pidieron que el gobierno municipal sea mediador en el conflicto que tienen los afiliados con el secretario general Ricardo Cheuquepal.

Mientras cientos de obreros se manifestaban fuera y dentro del municipio, los disidentes del gremio de la construcción entablaron diálogo con el jefe comunal y le expresaron la disconformidad con la actual gestión sindical. Y pidieron que el delegado "dragón" Raúl Murga se convierta en el secretario normalizador en reemplazo de Cheuquepal.

Hace 20 días que la sede de la UOCRA, ubicada en Rawson y Saavedra, se encuentra tomada por los trabajadores. Los delegados afirmaron que están agotados de persistir con la medida de fuerza y no obtener respuesta desde la UOCRA central, al mando de Gerardo Martínez, ni del gobierno provincial.

"Estamos cansados de los manoseos de lo que es UOCRA central y del gobierno. Está tomado el gremio y no tenemos solución", dijo Eduardo Evans, uno de los delegados que se movilizó ayer.

"Quieren que esto llegue a algo mayor para poder sacarnos con la fuerza pública" afirmó Alberto Rodríguez, otro de los representantes de la UOCRA.

OPERACION DRAGON

La situación se tornó caliente cuando los trabajadores marcharon hasta el municipio. Allí, los manifestantes decidieron entrar al edificio comunal forcejeando con la policía y rompiendo las ventanas de la entrada por la avenida Rivadavia.

Cuando entraron los delegados al despacho de Buzzi, alrededor de las 13, los manifestantes retornaron a la salida del edificio municipal quedando interrumpidas la calle Güemes y Rivadavia, puesto que la columna de protesta abarcaba esas dos cuadras alrededor de la sede del gobierno local.

A las 14, los trabajadores volvieron a ingresar a la Municipalidad, esta vez se sumaron algunas "dragonas" –las esposas de los trabajadores– considerando que la espera había sido muy larga. Los delegados salieron a pedir calma.

En la ocasión, hubo dos funcionarios que intentaron hablar con los trabajadores. El jefe de la Unidad Regional de Policía, Claudio Spagolla, pidió silencio porque en el edificio había gente trabajando; pero se ganó los silbidos de la multitud. Judith Jozami fue otra valiente; pero los delegados le pidieron que guarden silencio para no enardecer a los obreros y sus familias.

RECLAMOS

Entre los reclamos de la UOCRA disidente se encuentra la normalización del gremio con la expulsión de Cheuquepal; y que se amplíe el convenio de la construcción en yacimientos a todas las operadoras (hasta ahora sólo incluye a Pan American en el área de Cerro Dragón).

Los trabajadores también le expusieron al gobierno municipal que están llegando intimidaciones a las empresas para que despidan a los trabajadores que se manifiestan contra la UOCRA oficial y sospechan que las hacen hombres cercanos a Cheuquepal.

Comentá la nota