El PJ disidente defiende a sus candidatos y va por el voto country

El armador de la lista de ese sector, Marcelo Criniti, cuenta cómo fueron las negociaciones que le permitieron quedarse con los dos primeros puestos de la nómina.
Aseguró que sus representantes "le pueden aportar mucho al Concejo Deliberante". "Gustavo González seducirá a los trabajadores y Mercedes Cerrato a los votantes de las urbanizaciones cerradas", opinó.

Tras el apretado cierre de listas que tuvieron los dirigentes del PJ Disidente, en el que el diálogo no fue el protagonista y cuando apareció ya era demasiado tarde, desde el Pro - que fue la fuerza que finalmente se quedó con los dos primeros lugares de la nómina – aseguran que las diferencias a la hora del armado se produjeron debido a "la falta de conducción".

En ese sentido, el armador del macrismo local, Marcelo Criniti, manifestó que a la hora del diálogo para conformar la nómina "no existían referentes claros", lo que frenó las negociaciones.

"Había un problema para saber quién era el referente de cada uno de los espacios y después del cierre de listas", se lamentó Criniti, y posó su mirada sobre el espacio felipista, en donde sobraban actores.

"Todos querían el primero lugar y señalaban que como había varias facciones todos tenían que ocupar un espacio en los primeros lugares, eso era imposible", manifestó el edil.

En cuanto a las postulaciones de Gustavo González, del sindicato de Comercio, y Mercedes Cerrato, Criniti apuntó que se buscó seducir, por un lado, al electorado ligado a los sindicatos y, por el otro, al voto country, con quien el macrismo parece llevarse mejor.

"González es una persona conocida en Pilar, viene trabajando con los gremios y los trabajadores y ese es un perfil importante a la hora de pensar en la conformación del Concejo. Y Cerrato es una militante del Pro, que forma parte desde hace mucho tiempo del partido, y que hemos decidido que sea candidata porque por su perfil puede atraer al voto country", resumió Criniti, en referencia a que Cerrato vive en una urbanización cerrada.

En cuanto a las criticas que señalan que Cerrato sólo está en ese lugar por ser la esposa de Eduardo Machiavelli, ex candidato en el 2005 a concejal por el Pro en Pilar y funcionario macrista en la Ciudad de Buenos Aires, Criniti fue tajante: "Es una persona que tiene permanente contacto con la política, una de las fundadoras del Consejo Directivo del Pro desde que se inicio en Pilar, y si se fijan las boletas de elecciones pasadas ha participado como candidata en las últimas elecciones".

Comentá la nota