Las disidencias por una ley, a la Mesa de Enlace

Los productores quieren debatir con el Gobierno el tema. Aseguran que el sector ganadero es el más perjudicado.
Los cuestionamientos a la reglamentación de la ley 7543 de ordenamiento territorial de los bosques nativos de Salta llegarán a la Mesa de Enlace. El presidente de la Asociación de Productores de Granos del Norte (Prograno), Martín de los Ríos, planteará hoy a la dirigencia agropecuaria nacional el conflicto que generó la decisión gubernamental de desconocer con un decreto el espíritu de esa ley, aprobada a fines del año pasado.

Mientras el dirigente cumple con la gestión en Buenos Aires, un grupo de productores seguirá buscando un contacto con el ministro de Ambiente, Julio Nasser, y el equipo técnico que trabajó en el cuestionado texto: quieren -explicó De los Ríos-"tratar de entender lo que hicieron, determinar el sustento técnico de un trabajo de 88 páginas, porque presenta inconsistencias". Otro grupo, al que se sumaron abogados, estudia la parte fina del decreto reglamentario, manteniendo abierta la veta judicial en caso aparezcan antagonismos.

"Estamos estudiando a fondo la cuestión jurídica para ver si surge algún antagonismo, alguna violación formal, por una cuestión de jerarquía debería primar lo dictado por ley. Sabemos que la Justicia no es una solución, porque la resolución puede demorar años, pero es sin dudas la última garantía", agregó el titular de Prograno.

El nudo del conflicto: el texto reglamentario habilita 1.500.000 hectáreas para actividades productivas, cuando la ley prometía al sector más de 5 millones de hectáreas. Ahora los productores las reclaman y advierten que la decisión del Gobierno postergó al norte y complicó, especialmente, al sector ganadero.

A los planteos, el gobernador Juan Manuel Urtubey dijo que "no pasarán con las topadoras por arriba de la gente", haciendo alusión al Decreto de Necesidad y Urgencia que impide desmontar terrenos sobre el que haya algún reclamo formal de comunidades aborígenes.

De los Ríos salió al cruce: "Hay que desmitificar que la incorporación de tierras a la producción está vinculada con árboles cayendo, soja brotando, suelos improductivos. La mayoría de proyectos comprometidos con esta decisión son ganaderos, no agrícolas", sentenció uno de los máximos dirigentes ruralistas locales.

Técnicas de persuasión

El Gobierno presentó la reglamentación de la ley 7543 el martes pasado. Luego del feriado del 9 de Julio y el asueto del viernes, tres entidades aparecieron en escena el sábado con una solicitada en la que marcaron su rechazo al texto oficial. Trescientos productores se reunieron el lunes en la Rural para decidir los pasos a seguir.

En una asamblea convocada por Prograno, la Sociedad Rural y la Asociación de Productores de Legumbres del NOA, decidieron que los representantes de los sectores afectados seguirán "definiendo de qué manera presionar para persuadir de lo inconveniente" de la reglamentación.

Entre los sectores afectados están madereros, transportistas, ganaderos, comerciantes, agricultores, inversores "que estaban expectantes porque compraron tierras. Muchos somos los actores preocupados, también los trabajadores ligados al desarrollo productivo".

"Hay puntos que no admiten relación, porque los sistemas técnicos existentes hoy para incorporar tierras a la producción son diferentes a los de hace cuatro siglos. Esto no admite análisis, tiene que ver con el avance tecnológico que nos permite hacer las cosas de otra manera y en forma sustentable", dijo el presidente de Prograno, Martín de los Ríos, sobre las críticas del Gobernador sobre la intención de los sectores de contar con 5 millones de hectáreas.

Comentá la nota