DISIDENCIA ENTRE VECINOS Golía no quiere litigios por la Planta Depuradora

Pese a que ya no transitan juntos por la misma vereda política, el kirchnerista intendente de Chacabuco, Darío Golía, afirmó que lo sigue uniendo una buena relación con su par de Junín, el cobista Mario Meoni.
Esa fue la respuesta a una consulta efectuada por La Verdad que, más allá de las identificaciones partidarias que hoy los separan, buscó indagar sobre el estado de los ánimos tras el conflicto que se generó entre ambos municipios por la falta de funcionamiento de la planta depuradora de residuos cloacales de nuestra ciudad, que originó la contaminación del río Salado.

Golía dijo que “se está avanzando” para revertir el asunto.

“La Municipalidad de Junín está concretando un plan de trabajo, nosotros hemos hecho una presentación a la Autoridad del Agua, que está monitoreando el asunto”, explicó.

Con tono conciliador, sostuvo que “a estos temas hay que abordarlos en conjunto, nación, provincia y municipios. En este caso, entre Chacabuco y Junín tenemos que ir solucionando el tema. No queremos ni litigios ni conflictos, sino darle respuesta a un problema ambiental para toda la región”.

Más adelante aseguró que “con Meoni tenemos una relación cordial, como ha sido siempre”.

Convicciones kirchneristas

En un repaso de lo transcurrido en 2008 en su distrito, Golía aseguró que fue un año “bastante atípico, complejo, duro, cargado de muchos conflictos, donde el problema del campo ha atravesado gran parte del calendario”.

“Pero gracias Dios en el municipio lo estamos cerrando muy bien, con obras en marcha, con un recupero salarial muy importante de nuestros trabajadores y todo muy equilibrado, así que estamos muy satisfechos”, comentó.

A continuación explicó que el presente lo encuentra planificando lo que se va a hacer en 2009, teniendo en cuenta cómo va a impactar la crisis internacional en la Argentina y puntualmente en su distrito. “Habrá una fuerte apuesta a la producción, el trabajo, para seguir avanzando en los de empleo y acompañando el proyecto nacional”, prometió.

Respecto de las obras públicas, detalló que “hemos licitado sesenta y seis cuadras de pavimento, el 16 de diciembre estaríamos firmando con la empresa adjudicataria el contrato de obra y creemos que a más tardar en febrero arrancarían las actividades”.

“Además estamos terminando un jardín de infantes y el año que viene vamos a licitar con la provincia la construcción de una Escuela Secundaria Básica, estamos proyectando un plan de asfaltado con recursos locales y avanzan los trámites previos a un programa de viviendas y el entubamiento de un canal”, continuó.

A la hora de referirse a su posicionamiento político, Golía no dudó en aseverar que “estamos muy seguros de lo nuestro, de nuestra conducción local, de la gestión que está llevando adelante el Gobernador y sobre todo del modelo de país que se viene planificando desde hace cinco años en la Argentina”.

“Hoy existe una crisis internacional importante y creo que tenemos que estar todos juntos, viendo como hacemos para que nuestra república preserve el nivel de crecimiento que ha tenido en los últimos tiempos. No tengo dudas de que vamos a tener un año electoral exitoso”, acotó.

Sobre la ruptura de la fórmula presidencial opinó que “a lo largo de la historia, la Argentina ha estado signada por esta serie de desencuentros y divisiones. Nosotros hacemos votos para que los encuentros sean muchos más y mayores”.

Comentá la nota