Disgusto estatal por la suspensión del préstamo

Los gremialistas criticaron la decisión del PE y ratificaron el reclamo de una mejora salarial.
Si los principales referentes de los gremios estatales necesitaban una razón más para despotricar contra el accionar del Gobierno, ayer la tuvieron: el Ejecutivo suspendió provisoriamente la entrega del préstamo de $ 500. El crédito -que luego tenía que ser devuelto en tres cuotas con interés del 10% más IVA- fue pospuesto aduciendo “razones técnicas”, sin que desde el palacio gubernamental ofrecieran más precisiones.

A pesar de que esto no causó mucha gracia en los dirigentes sindicales, la mayoría de ellos aprovechó la postergación para seguir criticando la decisión del PE de otorgar un crédito en vez de efectuar un aumento al básico.

“Recibimos quejas porque no se estaba haciendo efectivo el préstamo. Igual es imprudente efectuarlo antes de realizar un aumento del sueldo. Si bien el Gobierno es dueño de hacerlo, no entorpecerá para nada nuestras negociaciones salariales”, dijo César Zelarayán, secretario general de ATEP al marcar la posición del gremio.

Carlos Arnedo, secretario general del la Unión de Docentes de Tucumán, expresó que para su gremio la noticia fue decepcionante, pero planteó también que su reclamo van más allá del crédito. “Indudablemente se generaron expectativas en los trabajadores en relación al tema, pero lo que real e imperiosamente necesita la docencia es un aumento salarial y un blanqueo en la boleta”, confesó.

En tanto los secretarios de APEM (medios) y AMET (técnicos), Isabel Ruiz y Edgardo Bessone, respectivamente, confesaron haber hecho una “contraoferta” al Gobierno respecto de las condiciones del préstamo. “Planteamos que el crédito sea devuelto en cinco cuotas (y no en tres como pretendían) y sin ningún tipo de interés”, aseveró Ruiz. Desde AMET confirmaron la propuesta, pero indicaron que todavía no recibieron respuestas.

En la sede de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad, Reneé Ramírez también se mostró frustrado por la suspensión y desconcertado por las razones que dieron. “Nuestros trabajadores tenían muchas ansias de recibir ese préstamo. Desconocemos las cuestiones ‘técnicas’ que impidieron que lo cobremos”, señaló.

Vicente Ruiz, secretario del Sindicato de Obreros y Empleados de Aguilares, fue uno de los más disgustados con el PE. “Nunca cumplen lo que prometen. Ahora van a decir que lo suspendieron porque nosotros dijimos que en realidad queríamos un aumento al básico. Por eso les dije a los trabajadores que cobren ese préstamo y después vean la manera de que no nos sea descontado”, expresó.

El titular de la CGT -Buenos Aires-, Jesús Pellasio, manifestó que desde siempre rechazaron el préstamo y aclaró que no alteró su postura. “Esta suspensión no modificará nuestros planteos salariales”, enfatizó.

Comentá la nota