Discuten la concesión del servicio de gas domiciliario en Villa Gesell

El Ejecutivo municipal propuso firmar un contrato con la empresa Bagsa. Sin embargo la oposición cuestiona el proyecto y no da quórum para tratar el tema en el Concejo Deliberante.

El municipio de Villa Gesell continúa la discusión en torno al proyecto del gobierno local de concesionar el servicio de gas natural domiciliario a la empresa estatal Bagsa SA mediante la firma de un contrato que le permitirá la explotación de la actividad por un período de 15 años a cambio de contraprestaciones tales como la realización de obras que permitan la extensión de la red hacia los barrios que hoy no cuentan con esa construcción.

El intendente Jorge Rodríguez Erneta se reunió con funcionarios de la futura prestadora para "avanzar en la etapa de transición e iniciar el trabajo de instalación y manutención de redes", según explicaron mediante un comunicado. Sin embargo, la oposición cuestionó el proyecto y decidieron no dar quórum en el Concejo Deliberante y por lo tanto imposibilitaron el tratamiento del expediente en el recinto.

El jefe comunal junto al secretario de Gobierno, Osvaldo Tavarone, mantuvo una reunión con funcionarios de la empresa Buenos Aires Gas SA. De la misma participaron el ingeniero Darío Bianuchi, Jefe de Operaciones y Comercio; el ingeniero Carlos Zappettini, Jefe de Área Técnica y Comercial y Arturo Brinciotti, Jefe de Operaciones y Mantenimiento. El motivo de la reunión se fundamentó en comenzar a trazar la etapa de transición para iniciar el trabajo de instalación y mantención de redes.

Cuestionamientos

En contrapartida a las intenciones del Ejecutivo se encuentra el bloque de la Unión Cívica Radical que logró frenar el tratamiento del proyecto en el Concejo Deliberante debido a que reclamaron la entrega de más información sobre el proyecto. Además, consideran que correspondería exigirle más contraprestaciones a la empresa para hacerse cargo del servicio. El edil radical Fernando Esteban explicó ayer que "en enero venció la concesión de la red de gas a Camuzzi Gas Pampeana y quedó abierta la puerta a renovar a la misma empresa o que haya alguna otra interesada en participar. La municipalidad a través del intendente Rodríguez Erneta tomó la decisión de no continuar con esta empresa y transferírsela en forma directa a Bagsa que es una empresa mixta".

El legislador indicó que "la empresa (Camuzzi), que aún continua porque no se le ha dado de baja totalmente, es muy importante dentro del país pero no ha realizado las inversiones necesarias para expandir la red de gas. Las nuevas localidades con mayor expansión como Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul no cuentan con el fluido". Esteban expresó que "a partir de ahí y aprovechando que vencía la concesión la idea era mejorar este servicio y que la empresa garantice la ampliación del servicio".

El cuestionamiento del bloque de concejales radica en que "como siempre pasa en la política kirchnerista hay inconvenientes. Por ejemplo Bagsa no es una empresa que esté homologada por Enargas que es el ente regulador, es una empresa que no ha elevado absolutamente ninguna propuesta de gestión y de expansión en Villa Gesell".

El presidente del bloque radical manifestó que "después de varias discusiones con las promesas del gobierno municipal de que venía la gratuidad del gas, siguen presionando para que la empresa que preste el servicio sea Bagsa y llegamos a la intención de firmar un contrato de entre partes el lunes pasado donde dicho contrato favorece ampliamente a la empresa en detrimento de la comunidad de Villa Gesell". Indicó entonces que "la intención es una concesión por 15 años prorroglable hasta el vencimiento de la subdistribución de gas que autorizó la Provincia de Buenos Aires, es decir superado el año 2025. La contraprestación que pide la municipalidad es que se le otorga gratuitamente toda la red a Bagsa, se le exime de pagar todo tributo y a cambio la empresa se tiene que comprometer a entregar cañerías para iniciar la obra en los distintos barrios, la zona sur y al oeste del boulevard como Monte Rincón y La Carmencita. Es decir que le damos una empresa que hoy tiene 6 mil usuarios con otros 11 mil potenciales usuarios, una recaudación de 600 mil pesos mensuales y la devolución de la empresa es absolutamente nada".

Agregó Esteban que existen agravantes a esta situación porque "la municipalidad le cede toda la red y las instalaciones totalmente gratis y cuando venza el contrato solamente vuelve lo que le dio la municipalidad. Toda obra que realice pasa a ser propiedad de la empresa. Quiere decir que dentro de 15 años nos devolverán lo que nosotros le dimos, 15 años más viejo y todo lo que se haya expandido habrá que comprárselo o negociarlo".

Comentá la nota