Discuten atribuciones del vicepresidente

Contrapunto entre Carolina Vargas Aignasse y los letrados con respecto al doble voto.
Un tercer debate se suscitó respecto de cuáles serán las atribuciones del vicepresidente del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) que, por disposición de la Ley 8.197, debe ser uno de los tres legisladores que lo integran. Para los próximos dos años fue elegida la alperovichista Carolina Vargas Aignasse.

El tema surgió cuando se planteó qué pasaría si, en una sesión, estuvieran ausentes el presidente del CAM y el suplente de este (ambos deben ser vocales de la Corte Suprema de Justicia, según la Ley 8.197). El eje del problema -aún no resuelto- consistirá en determinar si el vicepresidente gozará del doble voto que la ley le confiere al presidente para desempatar una cuestión sujeta a consideración del CAM.

Antonio Bustamante y Jorge Cinto, representantes de los abogados de la capital y del sur, respectivamente, sostuvieron con énfasis que la Ley 8.197 sólo concede el doble voto al presidente que, a la vez, es un vocal de la Corte. Luego de aclarar que el debate iba más allá de la persona de Vargas Aignasse, Bustamante esgrimió: "si se le suma un voto más al estamento político, el desequilibrio (a su favor) sería aún mayor. Excluyendo esta cuestión del doble voto, el vicepresidente puede presidir la sesión y, por ejemplo, representar institucionalmente al CAM en algún encuentro, pero no más de eso. Pensamos esto aun cuando para este cargo hubiera sido elegido Esteban Jerez (representante de la oposición legislativa en el CAM)".

Vargas Aignasse remarcó: "el doble voto hace al cargo de presidente que, eventualmente, desempeñará el vicepresidente". "Al parecer, la ley quiso que el vicepresidente haga las veces de presidente", reforzó Antonio Gandur, titular del CAM.

Comentá la nota