La CGT discute su plan de negociación salarial

Aunque con atraso, un minúsculo grupo de dirigentes de la CGT celebrará con un asado hoy al mediodía el cumpleaños de Hugo Moyano (65, el 9 de enero pasado) en la sede de Azopardo 802.
Pero el festejo dará pie a un encuentro de mayor amplitud que se producirá mañana, posiblemente en el sindicato de camioneros, donde "la mesa chica" de la central obrera ratificará "la plena defensa del empleo" y la política de los gremios de "discutir salarios individualmente" y según las necesidades de cada sector.

"Cuando Tomada [Carlos, ministro de Trabajo] dice que se evitó la pérdida de 200.000 puestos laborales, en esa pelea nosotros tuvimos mucho que ver", dijo a LA NACION el secretario de Prensa de la CGT, Héctor Daer.

"Fuimos responsables y negociaremos en paritarias de la misma forma para que ningún trabajador pierda su empleo", agregó el dirigente, que igualmente destacó que "no se dejarán de discutir los porcentajes de salarios que correspondan" en las próximas reuniones con los empresarios de cada sector.

El mensaje que además quiere dar la CGT es que el acuerdo del Gobierno con el líder camionero Hugo Moyano no servirá de "marco" para todos los demás sindicatos, como sí ocurrió desde 2003. Daer dijo que los aumentos salariales "no se pueden generalizar", ya que "habrá que ver en cada actividad cómo se hace para obtener el mejor sueldo".

Así las cosas, La Fraternidad. que agrupa a los maquinistas ferroviarios, será el primer sindicato que discuta paritarias, el mes próximo. En la línea de la independencia del Gobierno que se pregona (el Poder Ejecutivo no ocultó que pretende un promedio de aumento del 13,5 por ciento), el titular del gremio, Omar Maturano, dijo a LA NACION que pedirá una recuperación salarial de entre el 23 y el 28%. La exigencia de los ferroviarios triplica el índice de inflación distribuido por el Indec.

Mientras, el secretario adjunto de CGT, Juan Belén, reclamó ayer a los empresarios que "metan la mano en el bolso" para pagar aumentos salariales este año.

"Tienen que hacer frente a los aumentos de precios que tenemos nosotros", dijo.

En la misma línea del Gobierno, las cámaras empresarias cuestionaron los reclamos de aumentos y dijeron que, antes que hablar de recomposición salarial, había que mantener los puestos de trabajo.

Comentá la nota